¿Cómo actuar cuando no estoy de acuerdo con la peritación de mi...

¿Cómo actuar cuando no estoy de acuerdo con la peritación de mi vehículo?

Es mucho más frecuente de lo que parece y, si lo pensamos bien, resulta lógico. La compañía de seguros que va a hacerse cargo del siniestro enviará un perito para que calcule los daños ocasionados al vehículo y ese será el importe que abone. Si el precio de la reparación resulta superior al valor venal de vehículo, se declarará siniestro total. En este último caso, se abonará dicho valor al propietario del coche o moto. Evidentemente, a la firma de seguros le interesará pagar lo menos posible, por lo que si has sufrido un accidente y no estas contento con la tasación que han hecho de tu vehículo, te recomendamos contratar un bufete de abogados especializados en accidentes de tráfico en Madrid o en cualquier otro lugar para que velen por tus intereses.

La función del perito es determinar qué daños se han producido como consecuencia del siniestro, cuánto costará la reparación y el tiempo que será necesario para ello. En definitiva, el perito establece un presupuesto que es el que deberá abonar la compañía de seguros. Muchas veces ese presupuesto es bajo y surge el desacuerdo entre la aseguradora y el cliente. Llegado este punto, son muchas las personas que nos solicitan asesoramiento legal para saber qué pueden hacer ante lo que ellos consideran, a todas luces, una injusticia.

Una de las primeras cuestiones que deberemos tener en cuenta será quién ha sido responsable de la colisión. Si no tenemos la culpa, la responsabilidad recaerá sobre la compañía de seguros del contrario. Mientras que si la culpa ha sido nuestra será nuestro propio seguro quien haga frente a los daños. Pero, aquí entra en juego el tipo de póliza del que dispongamos. Evidentemente, si tenemos un seguro contra terceros no cubrirá los daños materiales de nuestro propio vehículo. Calcular una indemnización por accidente de coche puede ser una tarea más compleja de lo que parece, para ayudarte vamos a detallar a continuación las posibles soluciones al problema.

abogados especializados en accidentes de tráfico en Madrid

Siniestro total

Como ya hemos comentado, cuando la reparación es superior al valor estimado del vehículo será declarado siniestro total. No quiere decir que no vayas a recibir una indemnización, pero el seguro te abonará el valor venal del coche en lugar de hacer frente a la reparación. Si te encuentras en esta situación, posiblemente consideres que la indemnización por el accidente es menor de lo que considerabas y es que el valor venal de un vehículo siempre es inferior a lo que nosotros mismos valoramos nuestro coche. Antes del siniestro tenías un coche en perfecto estado y ahora han declarado tu vehículo listo para descansar en un desguace. Precisamente, es en estos casos cuando la negociación con el seguro se vuelve fundamental. Llegando, en muchos casos, a los juzgados para conseguir el resultado esperado.

Solicitar una segunda peritación

Es algo que la mayoría de las personas desconoce, pero cuando no se está de acuerdo con la peritación del profesional asignado por el seguro, es posible solicitar una segunda opinión a un perito de nuestra confianza que valorará los daños y los costes de la reparación del vehículo. Muchos afectados nos consultan quién deberá abonar el coste de esta segunda peritación. Bien, pues eso depende de la póliza contratada. En muchos casos, el pago de este trabajo deberá ser abonado por la compañía de seguros, aunque en muchos otros es el propio accidentado el que deberá pagar la tasa del perito.

En Indemnización de Accidentes somos expertos en este tipo de casos y, por ello, sabemos bien que cuando una persona ha sufrido un accidente no sabe bien cómo proceder. Puede encontrarse bloqueado y su mayor deseo será pasar página y olvidarse cuanto antes de este incidente. Un hecho del que se aprovechan vilmente las firmas de seguros. Erróneamente confían en lo que les transmiten desde el seguro, sin sospechar que estas empresas velan, en primer lugar, por sus intereses.

Por todo ello, lo mejor opción al sufrir un accidente será pedir asesoramiento legal para conocer nuestros derechos como asegurado y velar por que los mismos se cumplan sin que nadie nos escatime ni un céntimo. Al fin y al cabo, los accidentados son los damnificados del suceso y lo menos apetecible será comenzar una liturgia con el seguro. Lamentablemente, en muchos casos será la única opción de conseguir ver cubiertos nuestros intereses.

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?