Inicio Blog

Indemnización por accidente en el Taxi – El lucro cesante

0
Bus and taxi line in the road

 

Cómo calcular el lucro cesante de un taxista

Como cualquier otro trabajador autónomo, un taxista propietario de su propia licencia tiene derecho a reclamar una indemnización por el dinero que deja de percibir mientras está incapacitado para desempeñar su trabajo tras sufrir  un accidente por culpa de otro vehículo.

Ese dinero que deja de percibir es lo que se denomina lucro cesante.

Cálculo del lucro cesante de taxistas en accidentes de tráfico

Cómo hemos explicado en diferentes secciones de esta web, la indemnización derivada de un accidente de tráfico se compone de varios conceptos básicos como son:

La incapacidad temporal:

Son los días que un lesionado se encuentra convaleciente o bajo tratamiento médico. Se distinguen los días y se pagan de forma diferente en función de si se esta hospitalizado (81 euros por día) o se está de baja laboral (56,15 euros por día) o incluso si ya se está trabajando pero todavía se está haciendo algún tipo de tratamiento rehabilitador (32,40 euros por día)

Baremo 2022 accidentes d etráfico

 

La incapacidad permanente:

Es lo que tradicionalmente se han llamado secuelas. Estas pueden ser de tipo funcional (por ejemplo la limitación de movilidad de una articulación, algias y dolores residuales etc), de tipo estético (cicatrices o quemaduras) o incluso psicológicas (un trastorno psicológico muy típico en los accidentes de tráfico es el stress postraumático o la amaxofobia que es el miedo a conducir)

Perjuicio por pérdida de calidad de vida:

Aquí ya entramos en conceptos más complejos y difíciles de determinar y es donde los despachos de abogados especializados en accidentes sacamos el máximo rendimiento para nuestros clientes. Se trata de compensar al lesionado en función de como sus lesiones le afectan para las tareas màs importantes de la vida como es la vida laboral, el deporte, el sexo etc.

 perjuicio por pérdida de calidad de vida

 

Además de estos conceptos existen otros como la ayuda de tercera persona, necesidad de gastos médicos futuros y algunos otros conceptos que generalmente se utilizan solamente cuando se trata de accidentes con lesiones de gravedad

 

El lucro cesante de un taxista autónomo

En Indemnización por accidente llevamos más de 20 años ayudando a taxistas a reclamar el dinero que dejan de percibir por estar de baja laboral o por tener el coche que es su herramienta de trabajo en el taller lo que también les impide trabajar.

En estos 20 años ha cambiado bastante la forma de calcular ese lucro cesante. Siempre hemos contado con la inestimable ayuda de las cooperativas y  asociaciones gremiales del taxi que nos han facilitado la documentación necesaria para luchar por los derechos de los taxistas.

Tradicionalmente hemos venido trabajando con la siguiente documentación que solicitamos a nuestros clientes para realizar el calculo del lucro cesante del taxista autónomo:

  1. Certificado gestoría sobre la recaudación bruta diaria
  2. Libro de gastos (para acreditar gasto combustible)
  3. Importe de la cuota autónomos
  4. Importe cuota cooperativa taxistas
  5. Gastos ITV y taxímetro.
  6. Un aproximado de gasto mantenimiento vehículo.
  7. Indicar si ha recibido ingresos por parte de alguna mutua laboral.

La cantidad que indique el CERTIFICADO DE LA GESTORIA, se multiplica por los días de baja y a la cantidad resultante se le resta el resto de concepto, para sacar una cantidad neta.

No obstante, la jurisprudencia establece una cuantía de 80€/día netos.  Por lo que la mayoría de los jueces se acaban decantando por esta cantidad a pesar de que las cuantías reales que manejan tanto las asociaciones gremiales como nosotros superan con creces dicha cantidad.

La realidad es que las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico nunca cumplen al 100% su objetivo que es la de compensar al lesionado de todas y cada uno de sus daños y perjuicios, pero si te dejas asesorar por auténticos especialistas como nosotros te aseguramos que estaremos muy cerca de ese objetivo y evitaremos que las aseguradoras impongan su poder y sus ansias de beneficios a costa de tu salud física, mental y de tu economía.

Indemnización como ocupante de un taxi

Si has sufrido un accidente con lesiones  como pasajero de un taxi, tendrás derecho a una indemnización con seguridad. Si la culpa fue del conductor del taxi en el que viajabas la indemnización se la tendremos que reclamar al seguro del taxista. Si por el contrario la culpa fue de otro vehículo, será a la aseguradora de este a quién se le reclamará la indemnización correspondiente.

En cualquier caso te recomendamos siempre tomar fotos de los vehículos implicados (que se vean las matrículas) y de la licencia del taxista. Si acude la policía al lugar del accidente asegúrate que le facilitas tus datos y que tu nombre aparece en el atestado. Si el taxista accede solicítale incluso su teléfono móvil por si necesitas algún dato complementario en el futuro.

Ten en cuanta que si abandonas el lugar del accidente sin tomar estas precauciones y horas incluso días después notas alguna molestia, ya no podrás reclamar indemnización alguna.

Recuerda que la ley establece 72 horas como el plazo máximo para acudir a un centro médico. Si no recibes asistencia médica dentro de ese plazo se romperá el nexo causal entre el accidente y las lesiones referidas por lo que no tendrás derecho a indemnización.

 

Indemnización por accidente Alcalá de Henares

0
indemnizacion accidente Alcala de Henares

Indemnización por accidente SLP, despacho especializado en reclamaciones de indemnizaciones por accidentes de tráfico y accidentes laborales desde 2002, abre una oficina en Alcalá de Henares para dar servicio a todos los lesionados del corredor del Henares.

La oficina en Alcalá de Henares viene a complementar las oficinas en Madrid, Barcelona y Sevilla desde las que reclamamos más de 800 indemnizaciones anuales tanto de accidentes de tráfico como de accidentes laborales e incapacidades.

Accidentes de tráfico en Alcalá de Henares

Desgraciadamente los accidentes de tráfico en todo el entorno del Corredor del Henares son un acontecimiento bastante frecuente y cada año provocan a muchas personas importantes  daños físicos y materiales. Ser víctima o causante de un accidente requiere de un asesoramiento profesional tanto en el campo médico como legal, por un lado, para lograr que la víctima reciba el mejor tratamiento médico y rehabilitador, que le permita recuperarse completamente de sus lesiones, y, en caso de quedar secuelas, que reciba la indemnización más justa posible.

Es indispensable contar con un excelente abogado especializado en estas cuestiones, que ofrezca un asesoramiento integral en caso de accidente.

Nuestro equipo de abogados especializados en accidentes de tráfico se encarga de llevar a buen puerto las reclamaciones de indemnización derivadas de cualquier tipo de accidente de moto, atropello, accidente de coche, accidente en autobús, accidentes en bicicleta o patinete y con la ayuda del gestor médico también ponemos a disposición de nuestros clientes el mejor servicio médico y rehabilitador para recuperarse de sus lesiones.

Además Indemnización por Accidente cuenta con la colaboración de peritos médicos e Investigadores y reconstructores de accidentes y todo esto sin desembolso inicial para ninguno de nuestros clientes

Accidentes laborales en Alcalá de Henares

Indemnización por Accidente cuenta con un equipo de  abogados especializados en accidentes laborales e incapacidades. Cualquier trabajador que haya sufrido un accidente laboral puede tener derecho a una o incluso dos indemnizaciones dependiendo de cada circunstancia:

Accidente laboral con omisión de medidas de seguridad

Si en el accidente se ha producido algún tipo de negligencia por parte de la empresa como por ejemplo que no hayan facilitado al trabajadora la formación adecuada en prevención de riesgos laborales o no le hayan facilitado los EPIS necesarios, o el accidente haya sido consecuencia del fallo de alguna herramienta o maquinaria en mal estado.

Accidente laboral con incapacidad permanente total

Si el accidente laboral te provoca una incapacidad laboral que te impide poder llevar a cabo tu profesión habitual también podrás reclamar la indemnización que establezca tu convenio colectivo ( si bien es cierto que no todos los convenios establecen este tipo de indemnizaciones)

Accidente laboral con incapacidad parcial

Si el accidente laboral te supone que el INSS te reconoce una incapacidad parcial ( es aquella que te impide realizar alguna tarea propia de tu profesión pero no te impide realizar las tareas principales de la misma) te podría corresponder también una indemnización a tanto alzado de 24 veces tu salario.

¿Por qué elegirnos?

Indemnización por accidente cuenta con una plantilla de abogados especialistas en accidentes de tráfico y accidentes laborales e incapacidades.

La mayoría de nuestros abogados tienen un máster en Responsabilidad civil o están especializados en valoración del daño corporal o reclamación de indemnizaciones por accidentes laborales. Además contamos con la inestimable colaboración de peritos médicos e investigadores y reconstructores de accidentes que contribuyen a que Indemnización por Accidente siga liderando el sector de los despachos especializados en reclamación de indemnizaciones.

Sean cuales sean las circunstancias de tu accidente, nuestros abogados sabrán darte la solución adecuada a cada caso de forma profesional y eficiente, ahorrándote tiempo, estrés y dinero.

Contamos también con un departamento de grandes lesionados donde nuestros abogados con mayor experiencia (más de 20 años de experiencia ) se encargan de reclamar las indemnizaciones de mayor cuantía con lesionados con lesiones medulares, neurológicas que normalmente requieren de un conocimiento muy específico en la aplicación del baremo y en el cálculo del lucro cesante y de los daños morales derivados de este tipo de lesiones.

 

Preguntas frecuentes

 

¿Cuando tienes derecho a una indemnización por accidente de tráfico?

Siempre que no seas culpable al 100% del accidente, en todos los casos en que seas ocupante del vehículo accidentado o pasajero en una moto o si viajabas de pasajero en transporte público.

 

¿Cuando tienes derecho a una indemnización por accidente laboral?

Siempre que sea atribuible a algún tipo de infracción por parte del empresario. Esto puede ser no sólo por una omisión de las medidas de seguridad, sino también por una falta de formación adecuada al trabajador, no proporcionar los equipos adecuados y muchas otras circunstancias que no siempre el accidentado considera atribuibles a la empresa… ¡Consúltanos tu caso sin compromiso!

 

¿A qué indemnización tienes derecho si viajas en transporte público en Alcalá de Henares?

El caso de los accidentes en transporte público es particular y puede darte derecho a percibir no sólo una, sino dos indemnizaciones, una por el Seguro Obligatorio de Viajeros y otra por el seguro de Responsabilidad Civil, ya sea del conductor, por ejemplo, del autobús o del vehículo causante del siniestro.

 

¿Cuánto te costará reclamar una indemnización por accidente en Alcalá de Henares?

Nuestros honorarios quedan cubiertos la mayoría de las veces por la propia póliza de seguro de tu vehículo, si no es así, cobramos un pequeño porcentaje de la indemnización pactado previamente contigo . ¡Consúltanos gratis y sin compromiso para que estudiemos tu caso!.

 

nueva oficina en alcala de henares

Indemnizaciones por intervención quirúrgica tras accidente de tráfico

4
material quirúrgico

Las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico incluyen desde el año 2016 un concepto que antiguamente no era indemnizado: se trata del paso por quirófano para ser intervenido quirúrgicamente.

Toda persona lesionada en un accidente de tráfico que tenga que ser operada, además de los otros conceptos indemnizables (días de curación, secuelas físicas, secuelas psicológicas, perjuicio estético, daños morales etc.) también deberá ser indemnizada por cada intervención quirúrgica a la que tengan que ser sometida.

Obviamente no todas las operaciones son de la misma envergadura, riesgo y complejidad, por lo que el baremo que regula las indemnizaciones derivadas de un accidente de tráfico (y accidente laboral por analogía) establece unas diferentes indemnizaciones en función de la importancia y gravedad de dichas intervenciones quirúrgicas.

¿Cuánto se paga por intervención quirúrgica tras accidente de tráfico?

Partimos del hecho de que no todas las intervenciones quirúrgicas pueden valorarse de la misma manera. No es lo mismo una operación sencilla con anestesia epidural que una operación de 4 horas con anestesia general en una zona pegada a la médula con el riesgo que esto conlleva.

De esta forma se establecen los diferentes grupos quirúrgicos con sus cuantías indemnizatorias:

 

Como parece obvio para encuadrar las distintas operaciones dentro del grupo adecuado se necesita la intervención de un perito médico especialista en la valoración del daño corporal. De cualquier forma podemos nombrar algunas de las intervenciones más habituales de cada uno de los grupos.

Lesiones más frecuentes en los accidentes de tráfico

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO 0

HERIDAS DE MENOR CUANTÍA. SUTURA
QUEMADURAS Y CONGELACIONES PEQUEÑAS (HASTA 5 %). CURA Y LIMPIEZA

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO I

FRACTURA SIMPLE HUESOS PROPIOS NARIZ. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
CUERPOS EXTRAÑOS SUPERFICIALES DE CARA Y CUELLO. EXTRACCIÓN
LUXACIÓN MAXILAR INFERIOR. REDUCCIÓN INCRUENTA

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO II

OSTEOMIELITIS. LIMPIEZA DE FOCO
HOMBRO, CODO, RODILLA, ETC. MOVILIZACIÓN ORTOPÉDICA BAJO ANESTESIA
HERIDAS DE MAYOR CUANTÍA, DESGARROS MUSCULARES. SUTURA
DEDO EN RESORTE, MARTILLO, GARRA, CUELLO CISNE. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
AMPUTACIÓN EXCLUSIVA DE UNO O MAS DEDOS
COLOCACIÓN PROTESIS TESTICULAR

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO III

ROTURAS MUSCULARES. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ROTURA TENDÓN SUPRAESPINOSO O MANGUITO ROTADOR .TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
QUEMADURAS Y CONGELACIONES MEDIANAS (+ DEL 5 % – DEL 10 %). DESBRIDAMIENTO QUIRÚRGICO
LESIONES ARTICULARES O PERIARTICULARES SIN FRACTURA. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA CLAVÍCULA. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ARTRODESIS DE DEDOS. UNO O VARIOS EN EL MISMO MIEMBRO
AMPUTACIÓN PARCIAL DE PENE

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO IV

TENDÓN DE AQUILES, CUADRICEPS O ROTULIANO. ROTURA, ALARGAMIENTO
ROTURA TENDÓN SUPRAESPINOSO O MANGUITOS ROTADORES. TRATAMIENTO POR ARTROSCOPIA
RECONSTRUCCIÓN LIGAMENTOS CRUZADOS RODILLA, CADA UNO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
QUEMADURAS Y CONGELACIONES GRANDES (+ DEL 10%). CURA Y LIMPIEZA EN HOSPITALIZACIÓN
PSEUDOARTROSIS CLAVÍCULA, CARPO, TARSO, METACARPO, METATARSO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
OSTEOMIELITIS. TECNICA DE PAPINEAU
MENISCECTOMÍA
LUXACIONES (CLAVÍCULA, ASTÁRAGALO, CODO, MUÑECA, ROTULA ETC). TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURAS (CALCANEO, HÚMERO, CÚBITO , RADIO, PERONÉ , ETC). TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ARTRODESIS SUBASTRAGALINA
AMPUTACIÓN DE EXTREMIDAD A CUALQUIER NIVEL (EXCEPTO DEDOS Y GRANDES ARTICULACIONES)
FRACTURAS MALEOLARES. TRATAMIENTO QUIÚRGICO
TRAUMATISMO RENAL. REPARACIÓN DE ROTURAS SIN NEFRECTOMÍA

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO V

RECONSTRUCCIÓN LIGAMENTOS CRUZADOS RODILLA. TRATAMIENTO POR ARTROSCOPIA
TRIPLE ARTRODESIS DE PIE
LUXACIÓN DE RODILLA. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
HERNIA DE DISCO (EXCEPTO CERVICAL). TRATAMIENTO QUIRÚRGICO. MICROCIRUGÍA
FRACTURAS ASOCIADAS CÚBITO Y RADIO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA SUPRACONDILEA HÚMERO CON DESPLAZAMIENTO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA DIÁFISIS HÚMERO CON DESPLAZAMIENTO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA DIÁFISIS FEMUR CON DESPLAZAMIENTO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ARTRODESIS CODO
ARTRODESIS MUÑECA
ARTRODESIS RODILLA
NEFRECTOMIA TOTAL
AMPUTACIÓN TOTAL DE PENE
INCONTINENCIA URINARIA. TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO VI

SUTURA NERVIOSA MICROQUIRÚRGICA DE LA MANO
PSEUDOATROSIS DE ESTERNÓN. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
RECONSTRUCCIÓN PULGAR. DIFERENTES TÉCNICAS
MICROCIRUGÍA DE NERVIOS PERIFÉRICOS, TUMORES, INJERTOS, SUTURAS, ETC.
LUXACIÓN GLENO-HUMERAL RECIDIVANTE. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO. DIVERSAS TÉCNICAS
LUXACIÓN DE RODILLA. TRATAMIENTO POR ARTROSCOPIA
LESIONES COMPLEJAS DE LIGAMENTOS Y MENISCOS. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
HERNIA DE DISCO CERVICAL. DISCECTOMÍA
FRACTURA CONMINUTA TIBIA Y PERONÉ, PSEUDOARTROSIS. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA DIAFISIS CÚBITO O RADIO O AMBOS. PSEUDOARTROSIS. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ARTRODESIS HOMBRO
ARTRODESIS CERVICAL POSTERIOR

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO VII

TRASPLANTE DE DEDO
RECONSTRUCCIÓN COMPLEJA DE LA MANO
SUPERELEVACIÓN DE ESCÁPULA. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
PSEUDOARTROSIS DIÁFISIS HÚMERO. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
MANO O PIE CATASTRÓFICOS. RECONSTRUCCIÓN CON O SIN TRASPLANTE DE DEDOS
LESIONES COMPLEJAS CON LIGAMENTOS Y MENISCOS. TRATAMIENTO POR ARTROSCOPIA
FRACTURAS Y LUXACIONES DE COLUMNA CERVICAL. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
FRACTURA CONMINUTA FEMUR, CONSOLIDACIÓN VICIOSA O PSEUDOARTROSIS. TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
ARTROPLASTIA RODILLA CON PRÓTESIS TOTAL
ARTROPLASTIA HOMBRO CON PRÓTESIS
ARTROPLASTIA CADERA CON PRÓTESIS TOTAL
ARTRODESIS CERVICAL ANTERIOR
DESPRENDIMIENTO DE RETINA. TRATAMIENTO CON LASER MAS VITRECTOMÍA

INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS – GRUPO VIII

REIMPLANTE DE UN MIEMBRO
TRASPLANTES OSEOS VASCULARIZADOS. MICROCIRUGÍA
ESPONDILOARTRITIS ANQUILOPOYÉTICA.
CORRECCION QUIRÚRGICA COLUMNA
TRASPLANTE DE CORNEA

Estas operaciones son solo algunas de las derivadas de las lesiones más frecuentes en los accidentes de tráfico. Si has sufrido una intervención quirúrgica que no se encuentra en este listado lo tendríamos que consultar con nuestro perito médico. De cualquier forma este contenido tiene un carácter informativo y orientativo y no pretende sustituir a la valoración del daño corporal realizada por los médicos especialistas en esta materia.
En Indemnización por accidente valoramos a todos nuestros clientes a través de nuestros peritos médicos de las distintas especialidades médicas ya que esta es la única forma de reclamar la indemnización que realmente corresponde a cada lesionado.

Accidentes en transportes públicos

0
indemnizacion por accidente de autobus

Actuaciones legales y plazos en accidentes en transportes colectivos

En caso de tratarse de un accidente producido en un medio de transporte colectivo para más de nueve ocupantes (metro, autobús, tren, barco, avión…) la víctima tendrá derecho a reclamar los daños y perjuicios producidos, directa o indirectamente, por el accidente contra el causante del mismo, contra la empresa transportista y contra la Compañía Aseguradora de esta. En caso de que esta reclamación llegue a buen término, la víctima podrá obtener una doble indemnización a través del Seguro Obligatorio de Pasajeros.

Actuaciones legales

Existen dos posibles vías para la reclamación de indemnización por los daños corporales sufridos en un accidente en un medio de transporte público.

  • Reclamación extrajudicial. El accidentado deberá acudir a la Junta Arbitral de Transporte Terrestre de su CC.AA donde solicitará la celebración de un arbitraje. Las resoluciones de la Junta son de obligado cumplimiento y tienen los mismos efectos que una resolución firme.

    Lo habitual es que las reclamaciones resueltas a través de la Junta Arbitral de Transporte Terrestre no superen los 6.000 € en el valor de la reclamación, aunque se puede dar el caso de reclamaciones de mayor cuantía.

  • Reclamación judicial. Tras un accidente en un transporte colectivo el afectado puede optar por la vía judicial, tanto civil como penal, a la hora de interponer una reclamación.

    En el caso de que haya existido negligencia o imprudencia por parte del conductor del transporte, y que esta haya sido la causa del accidente, el afectado podrá acudir a la vía penal. Si el accidente se ha debido a otras causas, el método normal de actuación será a través de la vía civil.

Plazos de Reclamación

El plazo para reclamar la responsabilidad civil y por tanto el abono de las indemnizaciones como consecuencia de los daños producidos por un accidente en un transporte colectivo de viajeros, es de un año desde el momento del siniestro.

En el caso de la reclamación por vía penal, el plazo para interponer la denuncia es de seis meses desde el momento del accidente. Ya sabes pués del tiempo del que dispones para reclamar indemnización correspondiente.

El seguro obligatorio de viajeros (S.O.V.)

El Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV) es un seguro obligatorio que cubre la responsabilidad, en caso de accidente, de la empresa propietaria de un vehículo público colectivo con capacidad para nueve o más personas, o aquellos con capacidad inferior con tracción por cable (teleféricos, funiculares…).

La compra del billete de cualquier vehículo público colectivo supone la contratación del SOV por parte del viajero, quedando así cubiertos los daños corporales producidos por accidente en los desplazamientos dentro del país o en aquellos viajes al extranjero que tienen como origen España.

En caso de daño corporal, incapacidad permanente o muerte, el afectado o su familia tendrán derecho a cobrar una indemnización y la cobertura de la asistencia sanitaria necesaria.

Cobertura del SOV

  • El seguro cubrirá todas las lesiones corporales sufridas por los viajeros del transporte colectivo como consecuencia de un accidente, sea este del tipo que sea.

  • Quedan excluidas de la cobertura todas las lesiones sufridas por el viajero como consecuencia de estar cometiendo actos ilegales o bajo los efectos de drogas o alcohol.

  • El seguro cubre también las lesiones que puedan producirse al subir o bajar del autobús por los lugares adecuados o en durante entrega o recuperación del equipaje.

  • Este seguro cubre a los viajeros incluso cuando la culpa del accidente sea de terceros y no del conductor del transporte colectivo. Si la empresa no hubiera contratado el seguro, el Consorcio de Compensación de Seguros cubrirá la reclamación.

  • El viajero deberá presentar el billete como prueba de su cobertura para el SOV. Los menores de edad exentos de pago están incluidos en la protección del seguro.

Reglamento del seguro obligatorio de viajeros (S.O.V.)

Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre.

Artículo 1. Finalidad del Seguro. El Seguro Obligatorio de Viajeros tiene por finalidad indemnizar a éstos o a sus derechohabientes, cuando sufran daños corporales en accidente que tenga lugar con ocasión dedesplazamiento en un medio de transporte público colectivo de personas, siempre que concurran las circunstancias establecidas en este Reglamento.

Artículo 2. Naturaleza del Seguro.

  1. El Seguro que se regula en este Reglamento tiene carácter obligatorio y ampara a todo viajero que utilice medios de locomoción destinados al transporte público colectivo de personas.
  2. El Seguro Obligatorio de Viajeros constituye una modalidad del Seguro Privado de Accidentes individuales, compatible con cualquier otro seguro concertado por el viajero o a él referente.
  3. El Seguro Obligatorio de Viajeros no libera a las Empresas transportistas, a los conductores de los vehículos, o a terceros de la responsabilidad civil en que, dolosa o culposamente, pudieran incurrir por razón del transporte de personas, ni las prestaciones satisfechas por razón de dicho Seguro reducen el importe de la expresada responsabilidad.
  4. El Seguro se rige por lo dispuesto en la Ley 50/1980, de 8 de octubre (RCL 1980\2295), de Contrato de Seguro, por este Reglamento y demás disposiciones que le sean de aplicación.

Artículo 3. Contenido. La cobertura garantizada por el Seguro Obligatorio de Viajeros comprende, exclusivamente, las indemnizaciones pecuniarias y la asistencia sanitaria establecidas en esta disposición, cuando, como consecuencia de un accidente producido en las circunstancias previstas en el artículo 1, se produzca muerte, invalidez permanente o incapacidad temporal del viajero.

Artículo 4. Ámbito de aplicación. La protección del Seguro Obligatorio de Viajeros alcanza:

  1. A todos los usuarios de medios de transporte público colectivo español de viajeros, urbanos e interurbanos contemplados en la Ley 16/1987, de 30 de julio (RCL 1987\1764), de Ordenación de los Transportes Terrestres, en tanto circulen por territorio nacional y en todos los viajes que tengan su principio en dicho territorio, aunque sin limitación de destino.
  2. A todos los usuarios de medios de transporte marítimo español, en todos los viajes que realicen y tengan su principio en territorio nacional, sin limitación de destino.

Artículo 5. Tomador del seguro. Todo transportista deberá tener concertado, como tomador el Seguro Obligatorio de Viajeros con cualquiera de las Entidades aseguradoras que estén autorizadas por el Ministerio de Economía y Hacienda para operar en el ramo de accidentes individuales.

Artículo 6. Asegurados.

  1. Se encuentra protegida por este Seguro toda persona que en el momento del accidente esté provista del título de transporte, de pago o gratuito. Cuando el título de transporte se expida sin exigir la identificación del viajero, se presumirá que el accidentado estará provisto de billete en todos aquellos casos en que por las características del accidente sea verosímil el extravío o destrucción de dicho billete.
  2. Están también protegidos los usuarios menores de edad que, según las normas que regulan cada medio de transporte, estén exentos del pago de billetes o pasaje.
  3. Son también asegurados el personal dedicado por la Empresa transportista a los servicios requeridos para la utilización o el funcionamiento del vehículo, así como el personal al servicio de las Administraciones Públicas que se hallen, durante el viaje, en ejercicio de sus funciones.

Artículo 7. Riesgos cubiertos. Gozarán de la protección del Seguro Obligatorio de Viajeros las lesiones corporales que sufran éstos a consecuencia directa de choque, vuelco, alcance, salida de la vía o calzada, rotura, explosión, incendio, reacción, golpe exterior y cualquier otra avería o anormalidad que afecte o proceda del vehículo.

Artículo 8. Accidentes protegidos.

  1. Como norma general serán protegibles los accidentes acaecidos durante el viaje y los ocurridos, tanto antes de comenzar éste, una vez que el vehículo hubiera sido puesto a disposición de los viajeros para utilizarlo, como los inmediatamente sobrevenidos después de terminar, siempre que, al producirse, el asegurado se encontrara en dicho vehículo.
  2. Gozarán, no obstante, de protección:
    1. Los accidentes ocurridos al entrar el asegurado en el vehículo o salir de él por el lugar debido, teniendo contacto directo con aquél, aun cuando lo tuviera también con el suelo, así como los ocurridos durante la entrega o recuperación del equipaje directamente del vehículo. En el transporte marítimo, los ocurridos al viajero hallándose situado sobre la plancha, escala real o pasarelas que unen la embarcación con el muelle, así como el acaecido durante el traslado, en otras embarcaciones, desde el muelle a buques no atracados y viceversa.
    2. Los accidentes que ocurran con ocasión de acceso o abandono de vehículos que hayan de ocuparse o evacuarse en movimientos por exigirlo así la naturaleza del medio de transporte.
    3. Los que sobrevinieran cuando fuera necesario efectuar el acceso o evacuación del vehículo en situación excepcional que implique para él mayor peligrosidad que de ordinario, y ocurra durante la misma.
  3. Los asegurados comprendidos en el número 3 del artículo 6, se hallarán, además, protegidos durante el tiempo en que, por razón de su cometido, deban permanecer en el vehículo antes y después de efectuarse el viaje.

Artículo 9. Accidentes excluídos. La protección del Seguro no alcanzará a los asegurados que provoquen los accidentes en estado de embriaguez o bajo los efectos de drogas, estupefacientes o estimulantes o mediante la comisión de actos dolosos.

Contenido del Seguro Obligatorio

Artículo 15. Prestaciones pecunarias.

  1. Los asegurados o beneficiarios tendrán derecho a indemnizaciones pecuniarias cuando, como consecuencia de los accidentes amparados por el Seguro Obligatorio de Viajeros, se produzca muerte, incapacidad permanente o temporal del asegurado.
  2. Las indemnizaciones se abonarán conforme al baremo que, como anexo, se une a este Reglamento.

Artículo 16. Fallecimiento. La indemnización, en caso de muerte, será única. Procederá la indemnización por muerte si ésta ocurre durante el transcurso de dieciocho meses, contados desde la fecha del accidente y es consecuencia directa del mismo. Se considerará que concurre esta última circunstancia en el accidente que origine el fallecimiento por agravación de enfermedad o lesión padecida por el asegurado con anterioridad.

Artículo 17. Incapacidad permanente. Cuando la naturaleza de las lesiones que presumiblemente deban dar lugar a incapacidad permanente haga imposible el diagnóstico definitivo durante el curso del tratamiento, el asegurado podrá solicitar y obtener en ese período el abono de cantidades en concepto de anticipos a cuenta de la indemnización que pueda corresponderle.

Artículo 18. Incapacidad temporal. La incapacidad temporal, cubierta por este seguro, se indemnizará en función del grado de inhabilitación que se atribuye en el baremo anexo a este Reglamento a las lesiones de los asegurados, sin tener en consideración la duración real de las que hayan sufrido.

Artículo 19. Asistencia sanitaria. La asistencia garantizada por el Seguro Obligatorio de Viajeros se extenderá, como límite máximo, hasta las setenta y dos horas siguientes al momento del accidente, cuando se trate de lesiones que no requieran hospitalización del asegurado o tratamiento especializado en cura ambulatoria; hasta diez días cuando los asegurados la tuvieran cubierta por otros seguros obligatorios, y hasta noventa días en los demás casos.

Baremo de indemnización del seguro obligatorio de viajeros

El SOV tiene un baremo propio sólo aplicable a los accidentes en transportes colectivos, sin embargo, elcobro de indemnizaciones a través de este seguro es compatible con el cobro de indemnizaciones a través del Seguro Obligatorio de Vehículos a Motor y con el de Responsabilidad Civil de la Empresa Transportista.

Por esta razón, la víctima de un accidente en un transporte colectivo de viajeros puede llegar a cobrarindemnizaciones procedentes de baremos y seguros diferentes.

Esta es la tabla que muestra los baremos de indemnización en caso de accidente en transporte público colectivo.

Primera categoría:

Tetraplejía espástica. Síndrome cerebeloso bilateral. Insuficiencia cardio-respiratoria con cardiomegalia de grado IV. Ano contra-natura de intestino delgado. Amputación de un miembro superior y un miembro inferior homolateral o heterolateral. Pérdida completa de la visión o reducción de la agudeza visual bilateral inferior a 1/20. Síndrome demencial permanente.

42.000 euros

Segunda categoría:

Epilepsia con accesos subintrantes. Hemiplejía completa. Lesiones del sistema nervioso central de importante afectación psíquica, motora o sensorial, de evolución crónica y pronóstico grave. Parálisis de pares craneales con afectación del globo ocular y disminución bilateral inferior a 1/30. Amputación de ambos miembros superiores o inferiores por cualquiera de sus segmentos. Grandes quemados de segundo y tercer grado que afecten órganos profundos. Fractura pélvica con parálisis y alteraciones urinarias permanentes. Amputación interescápula torácica. Hipoacusia global bilateral del 80 al 100 por 100. Paraplejía de miembros inferiores. Tetraparejía. Pérdida de maxilar con comunicación buconasal.

30.000 euros

Tercera categoría:

Foco epiléptico de origen traumático y evolución progresiva. Reducción de la agudeza visual bilateral inferior a 1/40. Amputación total de la lengua. Pérdida total de maxilar inferior. Infarto de miocardio con angor incapacitante. Nefrectomía bilateral. Pérdida completa del pene. Desestructuración perineal con destrucción de esfínter anal y estenosis uretral. Atrofia total de miembro superior con impotencia funcional absoluta. Pérdida total de la mano por desarticulación de la muñeca o amputación del tercio distal del antebrazo. Amputación de un miembro inferior a nivel subtrocantéreo o superior a la articulación tibio-tarsiana. Pseudoartrosis de cadera. Fractura de bóveda craneal y de raquis, con afectación medular importante.

27.000 euros

Cuarta categoría:

Síndrome psicótico exógeno de evolución crónica. Parálisis del nervio hipogloso bilateral. Pérdida completa de visión monocular y reducción del 50 por 100 del otro ojo. Escotoma central bilateral. Pérdida de la nariz con estenosis nasal. Hipoacusia global bilateral del 50 al 70 por 100. Parálisis lingual con trastornos de fonación y masticación. Lesión cicatricial esofágica con gastrostomía. Quemaduras extensas de primer y segundo grado que afecten una superficie corporal superior al 30 por 100. Pérdida de matriz y/o anexos. Fístula vesico-rectal. Polineuritis periférica de origen traumático con trastornos vasomotores, tróficos y reflejos. Lesiones traumáticas que afecten a plexos del sistema nervioso periférico con afectación vascular concomitante.

24.000 euros

Quinta categoría:

Foco epiléptico de origen traumático y electroencefalograma normalizado. Parálisis del tronco facial. Pérdida de sustancia en bóveda palatina y velo del paladar. Pseudoartrosis de maxilar superior con movilidad limitada y pérdida de capacidad masticatoria. Ano contra-natura de intestino grueso. Prolapso de matriz irreductible. Atrofia testicular y disfunción glandular. Pérdida de ambas mamas. Pielonefrosis bilateral Nefrectomía unilateral. Amputación de ambos pulgares. Pérdida total de la mano por desarticulación metacarpiana. Pseudoartrosis tibio-peronea. Anquilosis rotuliana bilateral. Parálisis completa y permanente de un miembro inferior.

21.000 euros

Sexta categoría:

Parálisis de bóveda palatina con trastornos de fonación. Pseudoartrosis completa d el cuerpo mandibular con posibilidad de masticación. Pérdida completa de la visión de un ojo y del 25 por 100 del otro. Afasia completa. Afaquia bilateral. Estenosis de laringe con cánula traqueal. Traqueotomía permanente. Osteomielitis vertebral crónica, con afectación medular. Lesión traqueal con estenosis y signos asociados permanentes. Amputación de cuatro dedos de extremidad superior, con pulgar móvil. Anquilosis de codo-húmero. Cubital-completa. Parálisis radicular superior (S. Duchen-ERB). Amputación del pulgar e índice y sus metacarpianos. Pérdida total de la mano por amputación intercarpiana o desarticulación de los cinco metacarpianos. Anquilosis de muñeca en flexión, supinación y pronación completa. Atrofia total del miembro superior con impotencia absoluta. Monoplejía de miembro inferior. Fístula uretral o cistitis crónica con sondaje permanente. Incapacidad funcional cardiaca en grado severo. Fístula de vías biliares. Estasis venoso bilateral con alteraciones tróficas importantes. Polineuritis periférica de origen traumático con trastornos vasomotores tróficos y reflejos.

18.000 euros

Séptima categoría:

Parálisis total de la musculatura ocular. Lagoftalmia con parálisis facial en ambos ojos. Catarata traumática bilateral. Estenosis cicatricial de laringe con trastornos asociados: Disnea y disfonía permanente. Anquilosis del hombro con fijación de la escápula. Parálisis radicular inferior (S. de Klumke). Amputación de tres dedos y sus metacarpianos correspondientes. Parálisis del nervio radial por lesión superior a la rama del tríceps. Amputación mediotarsiana y subastragalina. Pielonefrosis unilateral. Alteración bronquio-pulmonar con déficit ventilatorio del 30 al 50 por 100. En condiciones de reposo. Síndrome posgastrectomía de origen traumático. Pérdida de esfínter anal con prolapso.

15.000 euros

Octava categoría:

Fractura de bóveda craneal con craneoplastia. Foco epiléptico residual de origen traumático. Síndrome cerebeloso unilateral, con escaso trastorno funcional. Ptosis palpebral total y bilateral. Fístula bilateral con lesiones óseas de v ías lagrimales. Sinusitis traumática bilateral de evolución crónica. Hipoacusia global del 30 al 50 por 100. Fractura vertebral con cifo-escoliosis permanentes superiores a 30 grados. Fractura pélvica con complicación urinaria permanente. Ablación o pseudoartrosis rotuliana. Acortamiento de miembro inferior superior a seis centímetros, con atrofia y rigidez articular. Inestabilidad de rodilla por lesión tendinosa o ligamentosa, con deambulación asistida permanente. Parálisis combinada del nervio ciático popliteo interno y externo. Neuritis de miembro inferior y origen traumático con trastornos reflejos, objetivables clínica y neurológicamente. Hernia diafragmática de origen traumático. Pérdida de una glándula mamaria. Trastornos endocrinos con alteración metabólica severa, de origen traumático. Insuficiencia vascular periférica con claudicación intermitente en menos de cincuenta metros. Edema venoso de origen traumático con ulceración y cianosis distal.

12.000 euros

Novena categoría:

Estocoma central unilateral. Catarata traumática unilateral. Reducción campo visual a menos de 30 grados. Pérdida completa de arcada dentaria superior o inferior y sus correspondientes alveolos. Muñón nasal cicatricial con estenosis. Disfonía permanente con estenosis cicatricial de laringe. Estenosis esofágica con trastornos de su función motora. Alteración bronquial con insuficiencia ventilatoria superior al 30 por 100. Estenosis pilórica. Fístula de intestino delgado. Espondilosis traumática por acción directa del accidente. Impotencia absoluta de movimientos de prensión. Amputación de un pulgar. Anquilosis de mu ñeca con rigidez de los dedos. Pseudoartrosis a nivel próximo-medial de extremidad superior. Parálisis asociada del nervio mediano y cubital. Atrofia total de musculatura de miembro inferior. Pseudoartrosis rotuliana.

9.000 euros

Décima categoría:

Cuadro vertiginoso residual de origen laberíntico. Epifora bilateral. Hipoacusia global no inferior al 30 por 100. Afaquia unilateral. Ptosis unilateral completa. Cicatriz en pared abdominal, con eventración. Esplenectomía. Fístula estercorácea. Cicatrices queloides superiores a 10 centímetros cuadrados con afectación estética marcada. Fractura de esternón o múltiples costillas con consolidación viciosa y trastornos neurológicos. Retracción isquémica de Wolkman. Enfermedad de Dupujtren. Anquilosis completa de codo, con conservación de movimientos de torsión. Parálisis del nervio crural. Paresia permanente del nervio ciático. Desarticulación tibio-tarsiana. Atrofia del tendón aquíleo. Deformación escafoidea traumática. Pie zambo. Limitación de los movimientos de cadera por dismetría o lesión traumática de miembro colateral.

6.000 euros

Undécima categoría:

Cuadro vertiginoso residual de origen laberíntico. Epifora bilateral. Hipoacusia global no inferior al 30 por 100. Afaquia unilateral. Ptosis unilateral completa. Cicatriz en pared abdominal, con eventración. Esplenectomía. Fístula estercorácea. Cicatrices queloides superiores a 10 centímetros cuadrados con afectación estética marcada. Fractura de esternón o múltiples costillas con consolidación viciosa y trastornos neurológicos. Retracción isquémica de Wolkman. Enfermedad de Dupujtren. Anquilosis completa de codo, con conservación de movimientos de torsión. Parálisis del nervio crural. Paresia permanente del nervio ciático. Desarticulación tibio-tarsiana. Atrofia del tendón aquíleo. Deformación escafoidea traumática. Pie zambo. Limitación de los movimientos de cadera por dismetría o lesión traumática de miembro colateral.

5.500 euros

Duodécima categoría:

Síndrome subjetivo por traumatismo craneal con alteraciones de carácter psico-social. Luxación temporo-maxilar recidivante irreductible. Reducción del campo visual unilateral inferior a 15 grados. Parálisis muscular periorbitaria, de carácter tórpido. Parálisis del quinto par. Epifora unilateral. Fractura vertebral con exostosis, dolor y limitación de movimientos. Rigidez metacarpofalángica del pulgar. Luxación recidivante de la articulación escápulo-humeral. Amputación de las dos falanges del primer dedo del miembro inferior. Hidroartrosis crónica rotuliana. Hernia traumática de hiato esofágico. Hernia bilateral de esfuerzo. Estenosis uretral con alteración.

3.600 euros

Decimotercera categoría:

Parálisis de la rama mandibular del nervio facial. Pérdida completa de arcada dentaria, con prótesis tolerada. Ptosis unilateral incompleta. Artrosis lumbo-sacra-ilíaca, de origen traumático. Rigidez metacarpiana e interfalángica, con excepción del pulgar. Amputación de falanges distales, en los dedos tercero, cuarto o quinto. Limitación de los movimientos de flexión de antebrazo y mu ñeca, superiores a un 20 por 100 de recorrido articular. Callo fibroso del olegranon. Luxación inveterada del codo. Atrofia muscular de miembro superior. Anquilosis de los dedos del pie en posición forzada por causa traumática. Amputación de falange terminal del primer dedo de miembro inferior. Amputación de falanges distales de los restantes dedos del miembro inferior. Pie plano traumático. Tarsalgia crónica por exostosis calcárea. Hernia inguinal unilateral, por acción directa del traumatismo.

2.700 euros

Decimocuarta categoría:

Fracturas desviadas o conminutas, no epifisiarias del: – Húmero. – Cúbito y radio. – Fémur. – Tibia y peroné. – Medio carpo/tarso. Fractura, con luxación concomitante de la: – Articulación húmero-cubital. – Articulación rotuliana. – Articulación tibio-tarsiana. Pérdida de más de ocho piezas dentarias. Hernia discal de origen traumático. Fractura de pirámide nasal, con afectación de tabique y alteraciones respiratorias. Cicatriz retráctil, hipertrófica o queloidea de carácter doloroso o antiestético no superior a 5 centímetros cuadrados o 12 centímetros de trayectoria lineal. Fractura de arcos costales con desviación izquierda condro-esternal con exostosis. Alteraciones tróficas de órganos o anexos de carácter tórpido. Procesos tromboflebíticos de evolución crónica por acción directa traumática. Lesión meniscal de carácter crónico.

1.200 euros

Normas complementarias al seguro obligatorio de viajeros

  • Las lesiones corporales con daño permanente que no estén recogidas explícitamente en losbaremos de indemnizaciones, se equiparán con otras lesiones que sí aparezcan recogidas en el baremo clasificándolas en función de las consecuencias del daño corporal producido.
  • En caso de que los daños corporales puedan ser incluidos en varias categorías, se calificarán en la categoría de la lesión de mayor gravedad.
  • La muerte como consecuencia del accidente dentro de los 18 meses siguientes al mismo dará lugar al complemento de indemnización.
  • Las indemnizaciones resultantes por distintas categorías, serán compatibles siempre que no superen el límite que se fija para la primera.
  • La indemnización que corresponde en caso de parto prematuro con muerte del feto como consecuencia del accidente, será la que aparece recogida en la categoría número 13.
  • La categoría número 13 recoge también la indemnización correspondiente al nacimiento prematuro de un bebe como consecuencia del accidente sufrido por la madre en un transporte colectivo.
  • Si en caso de accidente, una mujer embarazada sufre un aborto como consecuencia del mismo, laindemnización tendrá el 50% del valor que el recogido en la categoría 13.
  • En el caso de que como consecuencia del parto o del aborto, la madre muera, se indemnizará a la familia por el fallecimiento de la madre, pero no se sumarán las indemnizaciones por la perdida del bebé o del feto.

Información Médica

0

Indemnización por lesiones

indemnizacion_lesiones_accidente_de_traficoHay varios puntos dentro de la valoración de las lesiones de un accidente que dan lugar a una controversia entre la persona accidentada y los abogados de las compañías de seguros. Estas diferencias vienen motivadas por la propia naturaleza de las lesiones, difíciles de valorar por parte de médicos y peritos.

Estos puntos de controversia son los siguientes:

  • Valoración del alcance de las lesiones Cada una de las lesiones o secuelas tiene una valoración determinada en la que se establece una puntuación máxima y mínima. Cuanto mayor es la puntuación, mayor será la indemnización a percibir, lo que provoca a menudo un choque de intereses entre el accidentado y las aseguradoras.indemnizacion_lesiones

  • Valoración del impacto psicológico por cada lesión Siempre que se sufre un accidente grave, la persona accidentada sufre un daño psicológico que debe ser valorado para cuantificar la indemnización. Y es precismante esta naturaleza psicológica propia del daño la que hace muy complicada la valoración.

  • Valoración de la repercusión de las lesiones en la vida laboral Las lesiones fruto de un accidente de tráfico pueden limitar la posibilidad del lesionado de realizar su profesión habitual como antes, esto supondrá un importante perjuicio económico futuro para el mismo. Este aspecto deberá ser valorado cuando se calcule la cuantía de la indemnización en función del grado de limitación para la realización de actividad profesional y también de la edad del afectado.

El perjuicio estético

El perjuicio estético se refiere a cualquier modificación negativa que afecta a la imagen de la persona tanto en su fisonomía como en su movilidad.

Hay que distinguir entre el perjuicio estético y el perjuicio fisiológico, son dos conceptos similares pero diferentes. Un perjuicio fisiológico supone un menoscabo permanente de salud pero no por ello tiene que incluir al mismo tiempo un perjuicio estético. Si se da el caso de que el afectado en un accidente sufra los dos tipos de perjuicio al mismo tiempo, el cálculo de puntuación para establecer la cuantía de la indemnización se debe realizar de forma separada y ambas se incluirán en la suma global.

La puntuación adjudicada al perjuicio estético quedará establecida en función del porcentaje de daño permanente sobre la persona afectada, tanto en lo relativo a su fisonomía como a su movilidad, y se calcula analizando el daño conjunto, no atribuyendo un valor a cada una de sus lesiones. La puntuación máxima que se puede obtener es de 50 puntos.

El perjuicio estético se valorará en el momento en el que el accidentado alcanza su estabilidad lesional y la indemnización es compatible con el coste que puedan suponer las intervenciones de cirugía plástica necesarias para proceder a su corrección. El que no se pueda efectuar dicha corrección constituye un factor que intensificará la importancia del perjuicio y por tanto será tenido en cuenta a la hora de calcular las indemnizaciones.

Llamamos perjuicio estético importantísimo a aquel de enorme gravedad, como por ejemplo las pérdidas de sustancias, grandes quemaduras y las lesiones que supongan grandes alteraciones de la morfología facial y/o corporal.

La edad y el sexo de la persona lesionada no serán tenido en cuenta como parámetros en la medición de la intensidad del perjuicio estético.

La puntuación adjudicada al perjuicio estético no incluye las consecuencias que sobre las actividades del afectado,profesionales o no, tengan sus lesiones puesto que estás se valorarán mediante el factor de corrección de la incapacidad permanente.

Valoración daño corporal

dano corporal

El concepto de daño corporal está definido desde dos puntos de vista, jurídico y médico.

Desde un punto de vista jurídico se denomina daño corporal, en palabras del jurista M. Rodríguez, cualquier alteración somática o psíquica que, de una forma u otra, perturbe, amenace o inquiete la salud de quien la sufre, o simplemente, limite o menoscabe la integridad personal del afectado, ya sea orgánica o funcional. Es decir, que será considerado daño corporal cualquier daño a la integridad biológica individual, independientemente de las repercusiones de dicho daño.

A la hora de determinar la indemnización a percibir derivada del daño corporal, el organismo jurisdiccional necesita de la máxima y más exacta información médica especializada sobre la lesión o lesiones y sus las consecuencias que tienen estas en la integridad psicofísica del accidentado. Esto vendrá dado por informe pericial médico, uniendo así el punto de vista jurídico y el punto de vista médico.

Valoración del daño corporal

El Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, es la normativa que regula la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidente de tráfico. Esta valoración viene establecida por un baremo donde se enumeran una serie de posibles secuelas organizadas en tablas de indemnización.

Según esta normativa, tendrán derecho a indemnización los casos de muerte, lesiones permanentes (invalidantes o no) e incapacidades temporales producto, todos ellos, de accidentes de tráfico.

Las indemnizaciones deberán cubrir, además de las lesiones, todos los gastos de asistencia médica, farmacéutica y hospitalaria en la cantidad necesaria hasta la sanación o consolidación de las secuelas. Para ello, todos estos gastos deberán estar debidamente justificados.

En estas tablas de indemnización se diferencia entre lesionados y perjudicados, entendiendo por estos a la familia del accidentado, puesto que los perjudicados también tendrán derecho a indemnización en caso de fallecimiento del accidentado.

Indemnización por fallecimiento

En caso de fallecimiento por accidente de tráfico, ya se produzca este en el mismo momento de la colisión o tras el ingreso en el hospital, independientemente de los días que pasen desde el accidente hasta la muerte del afectado, la familia recibirá una indemnización cuya cuantía está descrita en la siguiente tabla, válida para accidentes ocurridos hasta el 1 de enero de 2016, a partir de esta fecha, se aplica el nuevo Baremo 2016 para el cálculo de la indemnización por causa de muerte.

Tabla de Indemnizaciones básicas por muerte (Hasta 2015)

Perjudicados/beneficiarios (1) de la indemnización (por grupos excluyentes)

Edad de la víctima

Hasta 65 años – Euros

De 66 a 80 años – Euros

Más de 80 años – Euros

Grupo I

Víctima con cónyuge (2)

Al cónyuge:

108.846,51

81.634,87

54.423,25

A cada hijo menor

45.352,71

45.352,71

45.352,71

A cada hijo mayor:

Si es menor de veinticinco años

18.141,08

18.141,08

6.802,91

Si es mayor de veinticinco años

9.070,54

9.070,54

4.535,27

A cada padre con o sin convivencia con la víctima

9.070,54

9.070,54

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima

45.352,71

45.352,71

Grupo II

Víctima sin cónyuge (3) y con hijos menores

Sólo un hijo

163.269,75

163.269,75

163.269,75

Sólo un hijo, de víctima separada legalmente

126.987,59

126.987,59

126.987,59

Por cada hijo menor más (4)

45.352,71

45.352,71

45.352,71

A cada hijo mayor que concurra con menores

18.141,08

18.141,08

6.802,91

A cada padre con o sin convivencia con la víctima

9.070,54

9.070,54

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima

45.352,71

45.352,71

Grupo III

Víctima sin cónyuge (3) y con todos sus hijos mayores

III.1 Hasta veinticinco años:

A un solo hijo

117.917,05

117.917,05

68.029,06

A un solo hijo, de víctima separada legalmente

90.705,42

90.705,42

54.423,25

Por cada otro hijo menor de veinticinco años (4)

27.211,62

27.211,62

13.605,81

A cada hijo mayor de veinticinco años que concurra con menores de veinticinco años

9.070,54

9.070,54

4.535,27

A cada padre con o sin convivencia con la víctima

9.070,54

9.070,54

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima

45.352,71

45.352,71

III.2 Más de veinticinco años:

A un solo hijo

54.423,25

54.423,255

36.282,17

Por cada otro hijo mayor de veinticinco años más (4)

9.070,54

9.070,54

4.535,27

A cada padre con o sin convivencia con la víctima

9.070,54

9.070,54

A cada hermano menor huérfano y dependiente de la víctima

45.352,71

45.352,71

Grupo IV

Víctima sin cónyuge (3) ni hijos y con ascendientes

Padres (5):

Convivencia con la víctima

99.775,96

72.564,33

Sin convivencia con la víctima

72.564,33

54.423,25

Abuelo sin padres (6):

A cada uno

27.211,62

A cada hermano menor de edad en convivencia con la víctima en los dos casos anteriores

18.141,08

Indemnización por pérdida de feto

En caso de pérdida del feto fruto de un accidente, la mujer afectada siempre podrá reclamar una indemnización tanto si dicha pérdida es producto directo del accidente o consecuencia derivada del mismo.

En el caso de que la mujer accidentada desconociera su embarazo y como producto de las pruebas médicas realizadas tras el accidente o la toma de medicamentos, se pusiera en peligro la integridad física del bebé, aconsejándose la interrupción voluntaria del embarazo, esto también será considerado como una pérdida del feto derivada de accidente de tráfico y por tanto tendrá también derecho a indemnización.

Tabla indemnización por pérdida de feto

Descripción

Aumento (en porcentaje o euros)

Embarazada con pérdida de feto a consecuencia del accidente (2)

Si el concebido fuera el primer hijo:

Hasta el tercer mes de embarazo

Hasta 13.605,82 €.

A partir del tercer mes

Hasta 36.282,17 €.

Si el concebido fuera el segundo hijo o posteriores:

Hasta el tercer mes de embarazo

Hasta 9.070,54 €.

A partir del tercer mes

Hasta 18.141,08 €.

Indemnización por daño corporal

La ley que regula el sistema para la valoración de las indemnizaciones de daños corporales entró en vigor en el año 1995. Actualmente dicha ley viene marcada por la polémica puesto que muchos la consideran injusta, al dejar de lado otras tipologías de accidentes y está considerada demasiado rigurosa, puesto que a pesar de no contar con todos los supuestos posibles, aquellos que no parezcan reflejados en las tablas no son tendidos en cuenta.

El sistema se compone de seis tablas que regulan unas indemnizaciones básicas. Las indemnizaciones definitivas se valoran con otras tablas que contienen unos factores que aumentan o disminuyen el importe de la indemnización.

  • Tabla I. Regula las Indemnizaciones básicas por muerte.
  • Tabla II. Factores de corrección para indemnizaciones básicas por muerte.
  • Tabla III. Indemnizaciones básicas por lesiones permanentes.
  • Tabla IV. Factores de corrección para indemnizaciones básicas por lesiones Permanentes.
  • Tabla V. Indemnizaciones por incapacidad temporal.
  • Tabla VI. Clasificaciones y valoración de secuelas.

Las secuelas producto de un accidente de tráfico también está reguladas por ley y clasificadas en ocho capítulos más un capítulo especial que recoge el perjuicio estético.

Reclamación de daños y perjuicios

reclamacion_danos_y_perjuiciosLas reclamaciones de daños y perjuicios incluyen tanto las indemnizaciones por las lesiones sufridas como por los perjuicios económicos que se deriven de esas lesiones.

Para acceder a estas indemnizaciones por daños y perjuicios económicos es necesario probar en la reclamación el montante económico que se ha dejado de percibir debido a las lesiones físicas o psicológicas causadas en el accidente de tráfico.

En el caso de los trabajadores autónomos, por ejemplo, es muy común la reclamación de lucro cesante, esto es, la solicitud de indemnizaciones por el dinero que se deja de percibir al cesar en su actividad profesional debido a las lesiones producidas en el accidente. El trabajador autónomo deberá demostrar el perjuicio económico a través de contratos ya firmados con potenciales clientes, declaraciones de IVA trimestrales donde se muestre una facturación media continuada, o cualquier otro documento legalmente aceptado que pruebe la existencia de un beneficio económico continuo por su desempeño profesional antes de la fecha del accidente.

Valoración de la reclamación de daños y perjuiciosindemnizacion_reclamacion_danos_y_perjuicios

Como en el resto de los casos, el cálculo de la cuantía de las indemnizaciones por daños y perjuicios está regulada por un baremo, que en este caso establece factores correctores que se aplican de forma genérica, que trata de fijar la indemnización del perjuicio económico sufrido a raíz del accidente.

En esta tabla se recoge el baremo para la valoración de la reclamación de daños y perjuicios:

Descripción

Aumento (en porcentaje o en euros)

Porcentaje de reducción

Perjuicios económicos

Ingresos netos de la víctima por trabajo personal:

Hasta 26.419,06 euros (1)

Hasta el 10 %.

De 26.419,07 a 52.838,11 euros

Del 11 al 25 %.

De 52.838,12 hasta 88.063,51 euros

Del 26 al 50 %.

Más de 88.063,51 euros

Del 51 al 75 %.

Análisis del eventual derecho a indemnización por covid-19

0
covid

El pasado día 08/04/2020 se produjo la última actualización del Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública.

 

Entre las modificaciones más relevantes, destaca una cuyo alcance y relevancia es fundamental para muchos trabajadores, el contagio de Covid-19 con causa exclusiva en la realización del trabajo.

 

Ello supone una modificación trascendental, ya que la incapacidad temporal de dichos trabajadores será considerada como accidente de trabajo a todos los efectos, y no como situación asimilada a accidente de trabajo, como se venía considerando hasta ahora.

 

Contingencia profesional covid-19

 

 

Así lo dispone el artículo quinto del Real Decreto-ley 6/2020, de 10 de marzo:

 

“1. Al objeto de proteger la salud pública, se considerarán, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocados por el virus COVID-19, salvo que se pruebe que el contagio de la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo en los términos que señala el artículo 156 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, en cuyo caso será calificada como accidente de trabajo.

 

Pero qué beneficios conlleva para los trabajadores:

 

  • Posibilidad de optar a una indemnización por Responsabilidad Civil, cuando el trabajador haya sufrido daños a consecuencia del incumplimiento normativo en materia de Prevención de Riesgos Laborales por parte de la empresa (falta de EPIs, falta de formación… etc.).
  • Posibilidad de optar a la indemnización establecida en el Convenio Colectivo de Trabajo en caso de concesión de una incapacidad permanente derivada de accidente de trabajo.
  • Posibilidad de obtener una incapacidad permanente derivada de la contingencia de accidente de trabajo.
  • Posibilidad de obtener una pensión de viudedad u orfandad derivada de accidente de trabajo.
  • Posibilidad de reclamar seguros de vida derivados de accidentes de trabajo, o la mejora establecida en caso de fallecimiento por accidente laboral.

 

Esta modificación conlleva una mayor protección para los trabajadores y familiares, dada cuenta los requisitos de acceso a pensiones son más favorables, y de igual modo, les permite la posibilidad de acceder a indemnizaciones anteriormente imposibles.

 

Todas esas posibles mejoras, implican que obligatoriamente se acredite que el contagio del Covid-19 se ha producido única y exclusivamente por el desempeño de su profesión, siendo este concepto el que conllevará graves dificultades probatorias.

 

Pero vamos a ver con más detenimiento los puntos mencionados anteriormente:

 

Posibles indemnizaciones derivadas del Covid-19

 

Como cualquier otro accidente laboral se podría reclamar una indemnización si un trabajador es contagiado por coronavirus y se puede demostrar que dicho contagio ha sido debido a una omisión de medidas de Seguridad por parte del empleador. Por ejemplo un profesional de la sanidad que no recibió los epis (guantes, mascarilla etc).

También se podría reclamar la indemnización que establecen los convenios colectivos que generalmente cubren a todos aquellos trabajadores que debido a un accidente laboral o enfermedad laboral fallecen o sufren unas lesiones que les provocan una incapacidad permanente total para su profesión o absoluta para cualquier tipo de actividad laboral.

También podrá reclamar cualquier tipo de seguro individual de accidentes o seguros de vida que hayan sido contratados o que estén vinculados a algún producto financiero o bancario como hipotecas, tarjetas de crédito, seguro del hogar etc

 

Otras reclamaciones por Covid-19

 

Se podrá reclamar también por el fallecimiento en residencias de ancianos en los casos en los que se pueda demostrar que hubo una puesta en peligro manifiesto y grave o hubo alguna omisión de socorro que provocara el fatal desenlace.

 

También podrán reclamar una indemnización todos aquellos ciudadanos que hayan sido víctimas de algún tipo de negligencia médica o error de protocolo médico o en los casos en los que se pueda demostrar que no se gestionó correctamente la lista de espera o no se derivó a un centro de sanidad privada ante la saturación del centro público.

 

Así mismo podrían reclamar una indemnización los pacientes con enfermedades distintas al coronavirus que no hayan recibido la atención o el tratamiento adecuado y por ello hayan sufrido un agravamiento de dichas dolencias.

 

 

 

Indemnización por lesiones temporales

5
indemnizacion por lesiones temporales

El baremo que regula las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico (también usado en los accidentes laborales por analogía) diferencia principalmente dos conceptos que son la base de la mayoría de las indemnizaciones sobre todo cuando no se trata de accidentes de gravedad (que luego explicaremos con más detalle):

Lesiones temporales

Por lesiones temporales el baremo de accidentes de tráfico se refiere al tiempo que un lesionado en accidente de tráfico o accidente laboral tarda en recuperarse de sus lesiones.

La indemnización por lesiones temporales trata de restituir a los lesionados económicamente por el tiempo que han padecido hasta la completa recuperación de sus lesiones o hasta que se considera que estas ya no son susceptibles de curar y se consideran que las lesiones temporales pasan a ser permanentes y se pagan como secuelas.

La indemnización por lesiones temporales se pagan según el baremo en función de una consideración de que cada día de curación provoca en el lesionado un perjuicio en el desarrollo de su vida personal y dicho perjuicio es mayor o menor en función de la gravedad del estado en el que el lesionado se encuentre. De esta  forma se considera que no es lo mismo estar hospitalizado por ejemplo que se interrumpe completamente cualquier actividad profesional, deportiva, de ocio etc que si se está trabajando con normalidad por ejemplo pero a la salida del trabajo se tiene que acudir a una clínica de Fisioterapia a realizar un tratamiento rehabilitador.

Baremo 2022

El baremo que regula las indemnizaciones derivadas de accidentes de tráfico se actualizan anualmente y este año 2022 las cuantías por lesiones temporales (días de hospitalización de baja laboral, rehabilitación etc.) se han visto incrementadas en un 2,50% ya que se ven actualizadas conforme al incremento que sufren las pensiones.

De esta forma las cuantías diarias del tiempo de curación que necesita un accidentado en recuperarse de sus lesiones derivadas de un accidente de tráfico quedan así:

  • Día de perjuicio muy grave = 107,98€
  • Día de perjuicio grave = 81,00€
  • Día de perjuicio moderado = 56,15€
  • Día de perjuicio básico = 32,40€

 

 

Baremo 2021

El baremo de lesiones temporales para el año 2021 ha subido un 0,90% respecto al baremo 2020. Esto significa que las indemnizaciones que se paguen a partir de ahora se calcularan conforme a las nuevas cantidades.

Las cantidades que establece este baremo para el año 2021 son las siguientes:

 

Día de perjuicio muy grave = 105,35€

Día de perjuicio grave = 79,02€

Día de perjuicio moderado = 54,78€

Día de perjuicio básico = 31,61€

Para que se pueda entender mejor y a título de ejemplo se podría decir que estos días de incapacidad temporal corresponderían a las siguientes situaciones:

Día en la UCI = 105,35 €
Día en el Hospital = 79,02 €
Día de baja laboral= 54,78 €
Día de baja médica = 31,61 €

 

Lesiones permanentes

Como hemos dicho anteriormente las lesiones temporales se refieren al tiempo que transcurre hasta la curación definitiva de las lesiones o hasta que se considera que ya no se puede mejorar más y es entonces cuando se considera que existen lesiones permanentes también llamadas secuelas.

No nos vamos a centrar mucho en este concepto pero se puede ampliar la información en este otro artículo que trata de las secuelas en los accidentes de tráfico

 

Accidentes graves

En los accidentes graves o mejor dicho en los accidentes en los que se producen lesiones de gravedad el concepto de las lesiones temporales tiene menor relevancia respecto a la indemnización total.

Para entenderlo mejor pensemos que el tiempo máximo (salvo circunstancias muy especiales) de baja laboral que una persona puede estar en la Seguridad Social es de 18 meses. A partir de este momento el lesionado es valorado por un Tribunal médico que determina si las lesiones le impiden realizar su actividad laboral o incluso cualquier actividad laboral. De tal forma que rara vez se consideran más de 500 o 600 días en el computo de una indemnización lo que puede suponer unos 30.000 euros en concepto de Indemnización por lesión temporal. Y si esta cifra la comparamos con estos ejemplos de indemnizaciones reales tramitadas por nuestro despacho podemos ver que no suponen una parte tan relevante:

Indemnización por Fractura de calcáneo: 98.000 euros

Indemnización por Fractura de vertebras: 146.00 Euros

Indemnización por quemaduras graves: 245.000 Euros

Indemnización por amputación de pierna: 360.000 Euros

Indemnización por paraplejia: 800.000Euros

 

Accidente por coche estacionado con la puerta abierta

0
coche puerta abierta

 

Determinar la culpabilidad de las partes en un accidente de tráfico es algo muy sencillo si nos basamos en la reglamentación escrita en el Código de Tráfico y Seguridad Vial.

Si bien cuando pensamos en un accidente de tráfico que tuvo lugar a raíz de una puerta abierta de uno de los automóviles, tendemos a pensar que la culpa es siempre del vehículo con la puerta abierta, la realidad es que no es siempre así y se pueden dar casos contrarios como por ejemplo  si es que el coche se encontraba aparcado y la puerta estaba abierta desde un rato antes de que se produjera el accidente.

En un caso tal, quien conduce por la calle tiene la obligación de prestar atención y ver los obstáculos con los que se puede encontrar. De modo que si se produce un accidente en estas circunstancias, la responsabilidad será de quien venía conduciendo, quien debió haber esquivado la puerta abierta.

Sin embargo, si el parte amistoso se completa de forma incorrecta, podría terminar quedándose con la culpa el conductor que no la tiene.

A pesar de lo dicho anteriormente, estadísticamente a nuestro despacho nos llegan muchos más casos provocados por la imprudencia de quién abre la puerta sin cerciorarse de que una moto, bici o coche se dispone a pasar paralelamente. Pero en este post queremos ahondar un poco más en esos casos más esporádicos en los que la responsabilidad no es tan clara.

 

Cómo completar el parte en un accidente por coche aparcado con la puerta abierta

 

El parte es fundamental para determinar la culpabilidad de los conductores en un accidente de tránsito. Por lo tanto, cometer un error aquí puede revertir una situación y volverla totalmente en tu contra cuando la leyes te exoneran de la responsabilidad. Veamos los sí y los no de cómo completar el parte en este caso.

Cómo NO completar el parte:

  • “Salía de un estacionamiento”
  • “Estaba abriendo la puerta”

Cómo completar el parte:

En el apartado 14, el que corresponde a las observaciones, es menester aclarar:

  • “El vehículo en circulación impactó contra la puerta de mi auto cuando esta llevaba tiempo de estar abierta.”

Si escribes en el parte que te encontrabas saliendo de un estacionamiento o que estabas abriendo la puerta cuando el siniestro ocurrió, la culpa te será atribuida a ti, pero no es tu responsabilidad. Por ende, completar el formulario de la forma correcta será la diferencia entre resultar culpable o no del accidente.

¿Qué ocurre si me chocan con mi puerta abierta?

Debido a que siempre hay un culpable en un accidente de tráfico y en este caso no eres tú, el otro conductor será responsabilizado por el siniestro y tendrá que responder económicamente por los gastos derivados de los daños materiales y/o personales, ya que tú o tu acompañante pueden haber resultado heridos a causa del impacto.

Las partes no se ponen de acuerdo

Cuando se suscita un desacuerdo entre las partes debido a versiones que se contraponen, firmar un pacto amistoso resulta imposible. En una situación tal intervienen las autoridades, quienes realizan una reconstrucción del accidente para determinar la verdadera causa y la responsabilidad del accidente.

A los efectos de llegar a una conclusión, le toman declaración a ambas partes y recogen el testimonio de los posibles testigos. Para terminar, recolectan las pruebas fehacientes y realizan el informe policial. Dicho informe es enviado a la aseguradora, la cual determinará el culpable del accidente.

Desacuerdo con la resolución final

Por último, puede ocurrir que no te encuentres de acuerdo con la resolución final a la que ha llegado la aseguradora. En tal caso, lo que resta hacer es transitar la vía judicial. Esto quiere decir que el caso se lleva ante un juez para que este dictamine su fallo. En esta situación tendrás éxito si las pruebas y los testigos están de tu lado. En caso contrario, la situación podría complicarse y tornarse en tu contra. Si nada de lo que presentas respalda tu versión, es posible que la aseguradora no te cubra la defensa jurídica.

La defensa jurídica de las aseguradoras

La defensa jurídica es una cobertura mediante la cual la empresa aseguradora se hace cargo de la totalidad de los gastos que un juicio pueda originar: abogados, fianzas, procurador, costas, peritajes, entre otros.

Además de su contratación, es necesario que se cumplan las siguientes condiciones para que la defensa jurídica pueda ser aplicada en tu favor:

  • Que la reclamación tenga lugar ante un juzgado
  • Que el contrario efectúe la reclamación
  • Que el asegurado reclame algo a un tercero

El abogado y el procurador serán elegidos por ti y no actuarán de acuerdo a las instrucciones de la empresa aseguradora.

No obstante, al tratarse de un contrato, la letra pequeña no escapa de él. Hay tantas variantes de letras pequeñas como aseguradoras existen.

De modo que es posible solo puedas hacer uso de este servicio si un tercero te lleva a juicio a ti y no al contrario. Por otra parte, algunas aseguradoras solo pagan daños materiales a un tercero, otras solo pagan los daños personales, mientras otras van un poco más allá y pagan el daño de equipaje o del asegurado en calidad de peatón.

Por último, también existe la posibilidad de que pongan un tope para el pago del abogado. Ante la pregunta de si esta defensa sirve, la respuesta es que sí, aunque no para todos los casos.

Indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico

6
Coche y entierro

Los accidentes de tráfico han sido históricamente una de las principales causas de mortalidad en España. Hasta el punto de que se hablaba antiguamente de las tres C: cáncer, corazón y carretera. Sin embargo, y aunque sigue habiendo demasiados accidentes mortales en la carretera, lo cierto es que España es uno de los países del mundo donde más seguro es circular por carretera.

Por ejemplo, en el año 2018 fallecieron 1806 personas, 24 personas menos que en el año anterior y muchísimas menos si se las compara con las que morían en los años 90. Esto hace una media de cinco fallecidos por accidente de tráfico al día. Desde luego, la cifra es alta pero muchísimo menos si se la compara con la de otros países.

Por otra parte, las autoridades públicas también han hecho sus deberes haciendo qué la mala conducción se castigué más severamente. Controles de alcoholemia, radares y la instauración del carnet por puntos han ayudado en gran medida a reducir la siniestralidad en las carreteras.

Indemnizaciones por fallecimiento en accidente de tráfico

El fallecimiento en un accidente de tráfico genera muchas pérdidas para muchas personas tanto de más emocionales, que son las más graves, como también económicas en los casos en los que el fallecido fuese la principal fuente de ingresos de la familia. Son cinco los posibles perjudicados que pueden beneficiarse de la indemnización por muerte en un accidente de tráfico. Así, serían los descendientes, los ascendientes, los hermanos, el cónyuge viudo y los allegados. Estás diferentes categorías podrán tener diferente tratamiento según cual sea su naturaleza y las características específicas del accidente que ha originado la muerte.

Criterios para determinar la indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico

Cómo norma, existen tres criterios que se toman en consideración a la hora de calcular la indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico. 

  • Perjuicios patrimoniales: Son aquellas mermas del patrimonio que se producen como consecuencia del fallecimiento en accidente de tráfico de la víctima. Pueden ser tanto lucro cesante como gastos que conlleva la propia situación del fallecimiento. 
  • Perjuicios personales particulares y excepcionales: Se trata de aquellos perjuicios frutos de otras circunstancias como pueden ser la minusvalía, la dependencia, la pérdida de un feto o no-nato…. Etc. 
  • Perjuicio personal básico: Se trata de las cantidades vinculadas y fijas al propio hecho de la pérdida humana fruto del fallecimiento en accidente de tráfico. Existe un baremo específico para su cálculo concreto.

Indemnización al cónyuge viudo

Perjuicio personal básico:

En el caso de los cónyuges, hay que tener en cuenta que siempre se cobrará un perjuicio personal básico fruto del fallecimiento del cónyuge. Está cuantía se determinará en función de la cantidad de años que los cónyuges hayan convivido conjuntamente. Hay que tener en cuenta que la separación de hecho, la demanda de nulidad matrimonial o el divorcio separación no darían derecho a estas cuantías.

Cómo norma general, si la víctima tenía 67 años o menos y hubiese una convivencia de 15 años o menos, la cuantía fija sería de 93.135,30 €. Si la víctima tuviese entre 67 y 80 años está cuantía sería de 72.348,56 € y si tuviese más de 80 la cantidad sería de 51.741,83 €. además, hay que tener en cuenta que estas cantidades se verán aumentadas por 1034.84 € más por cada año por encima de 15 de convivencia probada.

Perjuicios personales particulares y excepcionales

Existen además en el caso de los cónyuges, otras situaciones que pueden hacer que esté perjuicio personal básico se vea aumentado en la cuantía. De esta forma, podrán incrementar la cuantía de la indemnización otros elementos como, por ejemplo, la existencia de una discapacidad física, intelectual o sensorial. El perjudicado, en este caso, tendría que tener un grado de discapacidad de al menos el 33%. También, si fuese el único familiar perjudicado por el fallecimiento, la indemnización se incrementará un 25%. Además, en el caso de madres gestantes fallecidas también habría derecho a indemnización por la pérdida del feto. Sería de 15.000 € para las primeras 12 semanas de gestación y de 30.000 € para el resto.

Perjuicios patrimoniales

Los perjuicios patrimoniales pueden ser de dos grandes tipos. Por una parte, estaríamos antes los gastos ocasionados por el fallecimiento como consecuencia de un accidente de tráfico. Aquí, entrarían gastos como el entierro y funeral de la persona fallecida o, aquellos propios de la situación como la manutención o el alojamiento. Estos últimos se cubrirían hasta 413,93 € o, si se acredita, también en una cantidad superior.

El lucro cesante, por su parte, se caracteriza como las pérdidas patrimoniales que sufre el cónyuge vivo como consecuencia del fallecimiento en accidente de tráfico de su pareja. Para poder calcular el lucro cesante hay que tener en cuenta cuáles son los ingresos netos acreditados de la víctima fruto de su trabajo. Para realizar este cálculo, se tendrán en cuenta los ingresos del año anterior. En el caso de que estuviese jubilado, sería la pensión de jubilación la que se tendría en cuenta.

También hay que destacar, que si el fallecido estuviese en situación de desempleo, se considerarían como ingresos las prestaciones de desempleo. También, si el fallecido no trabajase y únicamente se responsabilizarse de los cuidados del hogar, sería calculado sobre la base de un salario mínimo ficticio. Además de estos elementos, otros factores como la presencia de hijos a cargo en el núcleo familia, la situación de dependencia hola estás de interés pueden afectar al total a percibir.

Indemnizaciones a otros familiares y allegados

Es importante tener en cuenta que los baremos indicados anteriormente para el cónyuge de una persona fallecida en accidente de tráfico pueden variar sensiblemente en función del parentesco o cercanía del asegurado respecto a la víctima. Así, para allegados, descendientes y ascendientes existen otros baremos específicos que se suelen actualizar periódicamente.

Las indemnizaciones para cada uno de los familiares no son excluyentes, es decir, si un fallecido en accidente de tráfico además de cónyuge tuviera hijos cada hijo recibiría la cantidad que establece el baremo.Lo mismo ocurriría con los padres y con los hermanos.

A continuación os mostramos la tabla donde se establecen todas y cada una de las indemnizaciones en función del parentesco:

INDEMNIZACIONES POR CAUSA DE MUERTE
TABLA 1.A
PERJUICIO PERSONAL BÁSICO
Categoría 1. El Cónyuge viudo
Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía hasta 67  años 93.135,30 €
Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía desde 67 hasta 80  años 72.438,56 €
Hasta 15 años de convivencia, si la victima tenía más de 80  años 51.741,83 €
Por cada año adicional de convivencia o fracción con independencia de la edad de la  victima. 1.034,84 €
Categoría 2. Los Ascendientes
A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía hasta 30  años 72.438,56 €
A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30  años 41.393,47 €
A cada abuelo, sólo en caso de premoriencia del progenitor de su rama  familiar 20.696,73 €
Categoría 3. Los Descendientes
A cada hijo que tenga hasta 14 años 93.135,30 €
A cada hijo que tenga desde 14 hasta 20 años 82.786,93 €
A cada hijo que tenga desde 20 hasta 30 años 51.741,83 €
A cada hijo que tenga más de 30 años 20.696,73 €
A cada nieto, sólo en caso de premoriencia del progenitor hijo del abuelo  fallecido 15.522,55 €
Categoría 4. Los Hermanos
A cada hermano que tenga hasta 30 años. 20.696,73 €
A cada hermano que tenga más de 30 años. 15.522,55 €
Categoría 5. Los Allegados
A cada allegado 10.348,37 €

 

INDEMNIZACIONES POR CAUSA DE MUERTE
TABLA 1.B
PERJUICIO PERSONAL PARTICULAR
 

PERJUICIOS PARTICULARES

Incrementos
sobre perjuicio personal básico
1. Discapacidad física o psíquica del perjudicado previa o a resultas del accidente. Del 25% al 75%
2. Convivencia del perjudicado con la víctima.
A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30 años. 31.045,10 €
A cada abuelo, en su caso. 10.348,37 €
A cada hijo que tenga más de 30 años. 31.045,10 €
A cada nieto, en su caso. 7.761,27 €
A cada hermano que tenga más de 30 años. 5.174,18 €
3. Perjudicado único de su categoría 25%
4. Perjudicado único familiar 25%
5. Fallecimiento del progenitor único
A cada hijo que tenga hasta 20 años 50%
A cada hijo que tenga más de 20 años 25%
6. Fallecimiento de ambos progenitores en accidente:
A cada hijo que tenga hasta 20 años 70%
A cada hijo que tenga más de 20 años 35%
7. Fallecimiento del único hijo 25%
8. Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto:
Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación 15.522,55 €
Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación 31.045,10 €
9. Perjuicio Excepcional Hasta 25%

 

INDEMNIZACIONES POR CAUSA DE MUERTE
TABLA 1.C
PERJUICIO PATRIMONIAL
DAÑO EMERGENTE
1. Perjuicio patrimonial básico
Sin necesidad de justificación (cantidad por cada perjudicado) 413,93 €
Gastos con necesidad de justificación que excedan del importe anterior Su importe
2. Gastos Específicos
Gastos de traslado del fallecido, entierro, funeral y repatriación Su importe
TABLAS DE LUCRO CESANTE
DEL CÓNYUGE Tabla 1.C.1
DEL CÓNYUGE CON DISCAPACIDAD Tabla 1.C.1.d
DEL HIJO Tabla 1.C.2
DEL HIJO CON DISCAPACIDAD Tabla 1.C.2.d
DEL PROGENITOR Tabla 1.C.3
DEL HERMANO Tabla 1.C.4
DEL HERMANO CON DISCAPACIDAD Tabla 1.C.4.d
DEL ABUELO Tabla 1.C.5
DEL NIETO Tabla 1.C.6
DEL NIETO CON DISCAPACIDAD Tabla 1.C.6.d
DEL ALLEGADO Tabla 1.C.7
DEL ALLEGADO CON DISCAPACIDAD Tabla 1.C.7.d

 

Indemnización por negligencia médica

0
negligencia médica

Cuando nos disponemos a hacer una reclamación por negligencia médica, es muy importante saber diferenciar entre un error humano y una mala praxis. La indemnización por negligencia solo es posible si las lesiones recibidas responden a una mala práctica médica.

Al concluirse que el daño se ocasionó por negligencia, empezará un largo y arduo proceso legal, en el cual se llevarán a cabo  todos o algunos de los siguientes pasos:

  • Denuncia al hospital
  • Reclamación administrativa
  • Demanda civil
  • Negociaciones con las aseguradoras

Pasos previos a la reclamación de indemnización por negligencia médica

Previo a comenzar con el proceso de reclamación en sí mismo, es necesario reunir toda la información posible con respecto al caso:

  • Razón que derivó que el paciente acudiera al hospital en primera instancia
  • Procedimiento médico que se le practicó
  • Lesión sufrida durante el procedimiento médico
  • Evolución de la lesión
  • Tratamiento efectuado al paciente a consecuencia de la lesión

Reclamación por negligencia médica

Una vez se ha recabado toda la información necesaria para llevar a cabo la reclamación, se procederá a hacerla efectiva. Deberá se concreta y contra el médico que llevó a cabo la mala praxis si esta fue en un centro privado, o contra la Sanidad Pública si ocurrió en un hospital público.

Será necesario darle al hospital un tiempo prudencial para que resuelva la reclamación y tome acción al respecto. Al cabo de un tiempo, pueden ocurrir tres cosas:

  1. La reclamación se resuelve a nuestro favor
  2. No obtenemos respuesta alguna
  3. La resolución no nos satisface

Si se diera el caso 2 o 3, tendríamos que hacer una demanda judicial para obtener el resultado que buscamos.

Cuando este es el caso, nos enfrentaremos a años de litigio. Por un lado, los procesos judiciales son de por sí lentos y burocráticos. Si a esto le sumamos que estamos ante un caso de negligencia médica, el proceso será mucho más lento.

Demanda judicial por negligencia médica

Una vez la demanda es admitida a trámite, un perito se encargará de confirmar si hubo o no negligencia médica, así como el alcance de los daños que el paciente sufrió. A tales efectos, el perito estará encargado de realizar un estudio minucioso y exhaustivo desde el día en el que paciente acudió al hospital, hasta que terminó con las secuelas por las que se encuentra reclamando.

El informe del perito es determinante, ya que los jueces se apoyan mayormente en ellos para dar su fallo.

Resulta difícil demostrar una negligencia médica, lo que hace que ganar un juicio por tal concepto no sea tarea fácil. Las buenas noticias de este panorama no tan alentador, es que las cuantías por concepto de negligencia médica son altas.

Las negligencias médicas más comunes

Error en el diagnóstico: cuando un profesional se equivoca en el diagnóstico, lo que suele ocurrir es que se postergue el momento de iniciar un tratamiento efectivo, con lo cual la enfermedad continúa avanzando. Una de las causas que lleva a un diagnóstico erróneo es la no utilización de todas las tecnologías y prácticas disponibles para hacer uno valedero. Se considera negligencia por error de diagnóstico, cuando el paciente acude al médico tratante a manifestar sus síntomas y molestias, pero lo que recibe como respuesta es que se trata de un proceso normal a raíz de la intervención o tratamiento que se le practicó. Si esto dilata el momento de comenzar un tratamiento efectivo y el paciente empeora, estamos ante un caso de negligencia médica.

Errores en la intervención quirúrgica: si durante la intervención quirúrgica se producen daños que no estaban estipulados en el acuerdo previo que el paciente firma dando su consentimiento para la intervención sabiendo que corre determinados riesgos, se incurre en mala praxis médica. Las secuelas más comunes en estos casos son:

  • Daños colaterales en nervios
  • Dejar un instrumento dentro del cuerpo del paciente
  • Llevar a cabo la intervención en un órgano o miembro que no era el que la necesitaba

Error en la prescripción de medicamentos: equivocarse en los medicamentos puede derivar en efectos inocuos con respecto al medicamento prescrito, pero con la correspondiente dilatación en la mejora del tratamiento. Sin embargo, hay casos mucho más graves aún, ya que el medicamento recetado puede provocar daños permanentes en el paciente.

Transfusiones con enfermedades infecciosas: si la sangre utilizada en la transfusión no fue debidamente controlada y contiene una enfermedad infecciosa que es transmitida al paciente, este puede solicitar ser compensado económicamente por los daños recibidos.

¿Qué plazos existen para reclamar una negligencia médica?

De acuerdo al procedimiento administrativo, existe un año desde el alta del paciente para poder hacer la reclamación por negligencia. En cambio, si esta ocurrió en el ámbito privado, pasa a ser un procedimiento civil y se dispone de cinco años, siempre y cuando hubiere un contrato de por medio. En caso de no existir tal contrato, el plazo también es de un año.

 

 

Si has tenido un accidente, ponte en manos de abogados profesionales para ejercer tus derechos.

Indemnización por Accidentes, S.L es una sociedad mercantil de capital español, especializada en la prestación de servicios jurídicos de reclamación de indemnizaciones y asesoramiento a los lesionados de accidentes de tráfico y laboral.

Nuestros abogados especialistas en accidentes de tráfico y laborales en Madrid, Barcelona y Sevilla, Canarias, etc, si has sufrido un accidente laboral o quieres reclamar una indemnización por atropello, somos el equipo que necesitas para reclamar tus derechos y obtener la indemnización que te corresponde.

Con la garantía de dPG Legal
HAZ UNA CONSULTA LEGAL GRATUITA Mensaje, chat o llamada a un teléfono local.