Cómo declarar las indemnizaciones en la declaración de renta

Cómo declarar las indemnizaciones en la declaración de renta

Indemnizaciones - declaracion de renta

¿Tengo que declarar las indemnizaciones por accidente en mi declaración de la renta?

Estamos ya en pleno periodo de la declaración de la renta, y una de las dudas más frecuentes que nos encontramos en Indemnización por Accidente es ¿debo declarar la indemnización que he recibido por un accidente de tráfico? ¿y por un accidente laboral? ¿y si me han despedido de la empresa? Vamos a tratar de dar respuesta a todas estas cuestiones en el siguiente punto y aclarar las dudas tributarias que podamos tener al respecto.

¿Cómo tributan los distintos tipos de indemnizaciones en la declaración de la renta?

Vamos a comentar los tres tipos de indemnizaciones más frecuentes y cómo debemos proceder con cada una de ellas de cara a la campaña de la declaración de la renta:

Indemnizaciones por accidentes de tráfico:

En el caso de las indemnizaciones que percibamos como consecuencia de un accidente de tráfico, en principio y en la mayoría de los casos, estarán exentas de tributar, sin embargo, en el caso de una indemnización “excesiva” por acuerdo extrajudicial, si tendríamos que declarar por la parte que exceda lo reconocido legalmente por la cuantía legal establecida por la Resolución de la Dirección General de Seguros (Baremos).

En el caso de que la indemnización la perciban los herederos, esta formará parte de la herencia íntegra y debe ser declarada en el impuesto de sucesiones.

Indemnizaciones por accidente laboral:

El tratamiento fiscal de las indemnizaciones derivadas de un accidente laboral es aún más complicado, en primer lugar, no existe un baremo reconocido como en el caso de los accidentes de circulación, por lo que, para que la indemnización esté exenta de tributar esta cuantificación de la indemnización por accidente de trabajo debe hacerse en sede judicial (Mediante resolución judicial o conciliación en sede judicial).

Indemnizaciones por despido:

Para tener derecho a la exención debe haber una total desvinculación del trabajador con la empresa que lo despide, además, estarán exentas las indemnizaciones legales establecidas en el Estatuto de los Trabajadores.

Si nos despiden mediante un ERE (Expediente de regulación de empleo) es de aplicación también lo descrito anteriormente.

En todo caso, el importe de la indemnización exenta a que se refiere esta letra tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros. Lo percibido por encima de esta cantidad, tributará como rendimiento del trabajo.

En los casos de mejoras por incapacidad permanente, consecuencia de un accidente laboral,  en principio estarán exentas las indemnizaciones fijadas en el convenio colectivo como complemento de prestación de seguridad social. En algunos casos, los menos, esta mejora voluntaria de las prestaciones de la Seguridad Social pueden tener una retención de IRPF por parte de las aseguradoras y esto implica su tributación en la declaración de la renta.

Información relacionada que puede ser de tu interés

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario