Indemnización por accidente en autobús

Indemnización por accidente en autobús

indemnizacion por accidente de autobus

Cómo actuar en caso de sufrir un accidente en autobús y poder obtener así tú indemnización

indemnizacion por accidente de autobusAquí os vamos a hablar un poco más en detalle de los accidentes producidos en autobuses, pues hay algunas consideraciones importantes que debemos tener en cuenta si, tras un accidente en este medio de transporte, queremos solicitar la indemnización correspondiente.

Los accidentes en autobús urbanos tienen una complicación añadida y esta radica en el hecho de que la mayoría de los accidentes en autobús en las ciudades o municipios ocurren cuando el pasajero se levanta para bajarse en su parada o cuando tiene que ocupar una de las plazas de pie. Ante un frenazo brusco o cualquier otra incidencia que produzca la caída del pasajero o que se golpee con el asiento delantero, barras u otras personas, la reacción típica de la mayoría de nosotros es incorporarnos y abandonar el autobús. Este es un grave error y podría costarnos el tener que renunciar a una indemnización posterior, a veces, de mucho importe.

Y es que, desgraciadamente cuando actuamos así y minutos (u horas o incluso días) empezamos a notar los síntomas de la lesión, ya no tenemos ninguna forma de demostrar que las lesiones se produjeron en ese accidente y por lo tanto no podremos reclamar una indemnización.

Si lo sufres, solicita asistencia médica, toma nota de la identificación del conductor y el autobús, en caso necesario, llama a la policía y que hagan un atestado.

Sólo podrán reclamar una indemnización aquellos pasajeros que al sufrir un accidente en el autobús por negligencia del conductor del autobús o por culpa de cualquier otro vehículo que haya infringido alguna norma de circulación, dejen constancia fehaciente de que las lesiones se han producido en dicho accidente, frenazo, incidencia etc. Esto se consigue por ejemplo solicitando ser atendido por una ambulancia en cuyo informe recogerá que las lesiones se produjeron en el autobús de la línea X. También es importante llamar a la policía en caso de lesiones de mayor gravedad y siempre solicitar al conductor que se identifique y facilite los datos del seguro, matrícula, nombre completo etc.

Siguiendo estos pequeños consejos nos ahorraremos frustraciones y disgustos por la injusticia que supone el accidentarse en autobús y no ser capaz de demostrarlo.

Pero también puede darse el caso de que suframos un accidente en carreteras o trayectos de autobús interurbano, normalmente se producen a mayor velocidad, por salidas de vía o choques y suelen tener consecuencias más graves para los pasajeros, incluso con víctimas mortales y grandes lesionados. En muchos casos, como ocurrió en el trágico accidente de autobús de Ávila, podemos tener derecho a percibir dos indemnizaciones por dicho accidente, la siempre obligatoria del SOV (Seguro Obligatorio de Viajeros) y, en el caso de que se demuestre una negligencia de la empresa que presta el servicio (por ejemplo, deficiencias en el mantenimiento de la flota) o, sobre todo, cuando el accidente está provocado por un fallo humano del conductor del autobús, se pueden reclamar todos los daños y perjuicios causados con cargo al seguro de responsabilidad civil ya sea a cargo de la empresa, el conductor, etc. Ambas indemnizaciones son totalmente compatibles y, en caso de accidente, antes de aceptar cualquier propuesta por parte del seguro, es muy conveniente elegir un abogado especialista en este tipo de reclamaciones, que nos ayudará a obtener la mayor indemnización.

Si has sufrido un accidente en un autobús no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conseguir la máxima indemnización posible. Con más de 13 años de experiencia y una altísima tasa de éxito, te asesoramos gratuitamente, consúltanos sin compromiso.

¿Consideras útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?