¿Qué pasa si le presto el coche a alguien y tiene un...

¿Qué pasa si le presto el coche a alguien y tiene un accidente?

Seguramente, alguna vez en la vida le has dejado tu coche o tu moto a un familiar o amigo. Existen muchos motivos para hacerlo, puede ser que les hiciese falta. Pero, otro motivo frecuente es que consumas alguna bebida alcohólica y, siendo responsable, le encargues la conducción del vehículo a un amigo que no haya bebido nada. La cuestión es si te has planteado alguna vez qué pasa si la persona a la que le prestas tu coche sufre algún percance. En nuestro bufete de abogados de accidentes de tráfico en Madrid hemos llevados varios de estos casos y una de las dudas más frecuentes es si la aseguradora se hará cargo del siniestro.

Estamos de acuerdo en que prestarle el coche a alguien de confianza es normal, pero el riesgo de sufrir un accidente siempre está presente y es una posibilidad que debemos tener en cuenta. Pueden darse diferentes supuestos y no todos se resolverán de la misma manera.

¿Cómo proceder en caso de accidente?

Si el culpable del accidente no es la persona a la que le hemos prestado el vehículo no habrá demasiado problema. Si el contrario ha originado el accidente, será su compañía de seguros la que deba hacer frente a la indemnización por daños y perjuicios, tanto por los daños materiales como personales de tu amigo y el resto de ocupantes. En función de tu póliza y la compañía de seguros que tengas contratada tu amigo tendrá asesoramiento legal gratuito o no, lo más habitual es que no lo tenga y que deba recurrir a la contratación de un abogado especialista en accidentes de tráfico. Seguramente, tampoco cubrirá la asistencia médica necesaria como consecuencia del accidente, pero al no ser el culpable podrá reclamar estos servicios al seguro del contrario.

Si, por el contrario, la persona con el vehículo prestado ha provocado el accidente tampoco tendrás mayor problema. Lo primero que deberíamos pensar es que estamos asegurando el vehículo no a las personas. Nuestro seguro debería hacer frente a los gastos relativos al siniestro, incluidos los ocupantes de nuestro coche. No será así con nuestro amigo, ya que la responsabilidad del accidente recae sobre él. En cualquier caso, conviene leer la letra pequeña de la póliza contratada, ya que muchos seguros ponen trabas en estos supuestos.

Cuando un hijo menor de 25 años tiene un accidente con “nuestro” coche la cosa cambia. Las firmas de seguros son más estrictas en estos casos, ya que saben que muchos progenitores ponen a su nombre el coche de sus hijos para ahorrarse dinero en la prima. Ya que los conductores noveles pagan más que uno experimentado. Sin embargo, por este motivo muchas pólizas que no cubren un conductor menor de 25 años. Hasta hace dos años, la compañía de seguros exigía al tomador del mismo el pago de los daños como consecuencia del siniestro, pero después de una sentencia del Tribunal Supremo en 2014 está práctica ya no tiene cabida.

Alguien sin carnet ha tenido un accidente con nuestro coche. Sin duda, este es el peor de los casos, ya que no importa de quién haya sido la culpa. Es necesario destacar que esta acción constituye un delito tipificado en el artículo 384 del Código Penal.

accidente coche prestado

¿Influye el tipo de seguro en la cobertura del siniestro?

Evidentemente, sí. Las pólizas pueden variar en función de la compañía con la que trabajemos o el condicionado contratado, pero en líneas generales podemos destacar algunas diferencias. Con un seguro a terceros estaremos cubiertos en caso de ser los culpables de un accidente vial, incluyendo la responsabilidad civil obligatoria, entre otras cuestiones. También podemos contar con un seguro a terceros ampliado, contando con las mismas coberturas que en el caso anterior, pero incluyendo algunas otras como una indemnización por robo o incendio.

Un seguro a todo riesgo nos cubre de, prácticamente, todo. Incluidos daños menores como golpes o rallones. Cada póliza será diferente, pero algunas incluyen otros extras que pueden resultar interesantes. Esta última modalidad cuenta con otra variedad: todo riesgo con franquicia, que será igual que la anterior, pero deberemos hacer frente al pago de una cuantía determinada cuando la culpa del accidente haya sido nuestra. Es muy frecuente encontrar este tipo de seguro, ya que nos permite ahorrar algo de dinero de la prima anual.

Prestar o no nuestro coche es una decisión muy personal, pero antes de hacerlo quizá deberíamos pensar en la seguridad y si lo hacemos, siempre confiar en una persona responsable  y que tenga carnet de conducir. Desde Indemnización por Accidente te recomendamos leer bien todas las cláusulas de tu póliza de seguros, ya que pueden darte muchas pistas de los problemas que pueden surgir en caso de que se produzca un siniestro.


¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario