Indemnización por despido improcedente u objetivo

239
0
indemnizacion por despido

La indemnización por despido es una consulta que se nos hace muy a menudo en este blog. A pesar de que la indemnización por despido no es la temática de este blog vamos a dar unas pinceladas de información, aunque para más información recomendamos visitar esta web informativa monográfica acerca de las indemnizaciones por despidos

Lo más importante que debemos saber en el tema del despido es que el trabajador que haya sufrido un despido tiene 20 días para actuar en caso de no estar de acuerdo con dicho despido. Deberá ponerse inmediatamente en contacto con abogados especialistas en derecho laboral para que interpongan la pertinente papeleta de conciliación previa a la demanda.

 

Factores que influyen en la indemnización por despido

Una indemnización por despido se basa básicamente en tres aspectos:

  1. El salario bruto anual del trabajador
  2. La antigüedad del trabajador en la empresa (Se cuenta ya como mes el primer día del mes en que comenzó a trabajar, por ejemplo, comenzó a trabajar un 25 de febrero, a la hora de calcular, ese mes cuenta completo aunque sólo trabajara 3 días en el mismo)
  3. Tipo de despido que le ha comunicado la empresa: Este puede ser despido objetivo conforme a la ley, es decir, un despido puede ser procedente o improcedente .

Tipos de despido: Objetivo e Improcedente

La ley actual permite que un empresario pueda extinguir la relación laboral con un trabajador en determinadas situaciones, cómo por ejemplo por faltas disciplinarias, de asistencia, etc o por motivos económicos demostrables como razones económicas, técnicas, organizativas, de producción o por causas de fuerza mayor. Debidamente acreditadas. Estaríamos ante lo que el Estatuto de los Trabajadores llama una “extinción de contrato por causas objetivas” al que conocemos vulgarmente como despido objetivo.

Se considera despido improcedente cuando el empresario no puede acreditar el incumplimiento alegado. La indemnización por despido improcedente es de 45 días (o 33) por año trabajado. Pero si se reclama judicialmente habría que tener en cuenta también los salarios de tramitación que son aquellos salarios que el trabajador deja de percibir hasta que se dicte la sentencia.

La indemnización por despido improcedente es un derecho que tienen todos los trabajadores aunque la legislación vigente hace necesario que el trabajador esté bien informado de sus derechos puesto que el plazo para actuar es de 20 días desde la notificación del despido.

En el caso de que el trabajador no esté de acuerdo con su despido puede impugnarlo, tendrá que presentar en primer lugar una Papeleta de Conciliación ante la administración para que esta convoque a trabajador y empresario y se trate de llegar a un acuerdo, en caso de no lograrse, podría ser necesario acudir a la vía judicial. Será entonces un juez quién decida si se trata de un despido procedente, improcedente o incluso nulo, obligando en algunos casos a la empresa a readmitir al trabajador en las condiciones anteriores al despido.

¿Cómo se calcula la indemnización por un despido de la empresa?

Para explicar cómo se calcula la indemnización por despido es necesario saber la antigüedad en la empresa, el salario base y los pluses . Básicamente se trata de dividir el sueldo bruto mensual (hay que incluir la parte proporcional de la paga extra) por 30 días y obtenemos el sueldo diario. Este sueldo diario habría que multiplicarlo por el número de años trabajados  y por los días correspondiente a los distintos despidos, es decir:

  • Por 45 desde que se empezó a trabajar hasta el 12/02/2012, con un máximo de 42 mensualidades.
  • Por 33 días por año trabajado, por los días de trabajo desde el 12/02/2012 hasta la fecha del despido
  • Por 20 si se trata de un despido objetivo

Es decir, sólo se tiene derecho a percibir la indemnización de 45 días por año trabajado si hemos trabajado antes de febrero de 2012. A partir de esa fecha, el cálculo se hace con una indemnización de 33 días por cada año que hayamos trabajado.

Como se puede observar el cálculo de una indemnización por despido no es cosa difícil. Algo más complejo es el cálculo del finiquito y sobre todo hay que tener en cuenta que  firmando el finiquito estamos aceptando la conformidad con las cantidades y lo más importante, que las hemos recibido. Es por ello que el encargado de Recursos Humanos nos pedirá que lo firmemos.

Si tienes dudas firma siempre como NO CONFORME y déjate asesorar por abogados especialistas en despidos.

Ojo, hay que mirar siempre la fecha del despido, una jugada muy típica de algún empresario sin escrúpulos es la de hacer firmar el despido con fecha de 20 días antes… si el trabajador lo firma… ya se le han pasado los 20 días para poder reclamar 🙁
 


¿Consideras útil esta información?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here