VUELTA ATRÁS EN LA LEY DE TASAS JUDICIALES

VUELTA ATRÁS EN LA LEY DE TASAS JUDICIALES

tasas justicia

Las víctimas de accidentes de tráfico no pagarán tasas judiciales para reclamar las indemnizaciones que les corresponden por derecho.

Este cambio facilita el acceso de los ciudadanos a la justicia y evita que el desequilibrio de poderes entre aseguradoras y lesionados se acentúe.

Según el Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, en vigor a partir de hoy, las personas físicas (ciudadanos particulares) quedan exentas del pago de tasas en cualquier procedimiento judicial.

Este cambio legislativo viene a “corregir” la falta de equidad de la antigua ley que limitaba el acceso de muchas personas, a recurrir a los juzgados para ejercer sus derechos.

Hasta ayer, todos los ciudadanos que acudiesen a los juzgados para presentar una demanda civil por reclamación de daños derivados de accidentes de tráfico, estaban obligados al pago de una tasa judicial.

La tasa oscilaba entre los 150€ y los 300€ de cuota fija y la cuota variable suponía entre un 0,25% y un 0,5% de la cuantía reclamada, para la interposición de la demanda para reclamar por un accidente de tráfico.
A primera vista, puede parecer un montante asequible para muchos ciudadanos pero si el demandante reclamase una suma elevada, la tasa se disparaba y los problemas empezaban.

Por ejemplo, una persona que hubiera sufrido un accidente de tráfico grave y cuya indemnización podría ascender a más de 150.000 euros, hasta ayer tenía que pagar una tasa de unos 1.000€ solamente para iniciar el procedimiento, a parte de los gastos con periciales médicas, procurador, etc.

Esta situación daba una clara ventaja a las aseguradoras que podían negociar la indemnización a la baja o incluso negarse a pagar la indemnización ante la mínima duda de quién era el culpable del siniestro.

Sin embargo, a partir de hoy tanto las víctimas de accidentes de tráfico como otros perjudicados, pueden acudir a los juzgados con más confianza para obtener un dictamen judicial y no depender de la voluntad de la parte contraria en pagar por los daños ocasionados.

La supresión del pago de tasas para las personas físicas – acto de lucidez político o simplemente motivación por las elecciones que se acercan – es, en nuestra opinión y como hemos manifestado innúmeras veces, un factor determinante para mejorar la protección jurídica y garantizar la igualdad de acceso a la justicia de todos los ciudadanos.

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?