Todo lo que debes saber antes de conducir un quad

20
0
abogados especialistas en accidentes de tráfico

Los quads, también conocidos como cuadriciclos, son vehículos de cuatro ruedas sin carrocería, que se sitúan a caballo entre un ciclomotor y un todoterreno de tamaño pequeño. Suelen utilizarse para rutas campestres, aunque también pueden verse en núcleos urbanos. Lo cierto es que en los últimos años se ha incrementado su uso, por lo que no está demás conocer las normas de circulación para estos vehículos y evitar acciones al margen de la ley. Además, conocer el reglamento también es importante a la hora de calcular una indemnización por accidente.

Este vehículo fue diseñado para circular por pistas, incluidos terrenos de gravilla y no tanto por asfalto. Además, será obligatorio el uso del casco durante la circulación con este tipo de vehículos. Puede parecer más seguro que una moto al ser más estable con sus cuatro ruedas. Sin embargo deben conducirse con precaución, ya que resulta más sencillo volcar que con un coche.

Tipos de quads

Ligeros

Aquellos modelos cuya masa en vacío es inferior a 350 kilos y no superarán los 45 km/h. No tendrán más de 50 cc.

No ligeros

Son aquellos cuya masa en vacío, sin contar el peso de las baterías para vehículos eléctricos, no superan los 550 kilos para usos relacionados con el transporte de mercancía mientras que la potencia máxima del motor sea igual o inferior a los 15 KW.

Vehículos especiales

Están diseñados para hacer tareas muy concretas, suelen ser autopropulsados de dos o más ejes. En estos casos, las normas de circulación serán las mismas que regulan la circulación de todo tipo de vehículos.

calcular indemnización por accidente

Normas de circulación para quads

Lo cierto es que existe cierta ausencia de normativa para la circulación de estos cuadriciclos. Precisamente por esta razón, los quads se encuentran enmarcados en la categoría de vehículos especiales. De todos modos, vamos a contarte cuáles son las cuestiones a tener en cuenta en función del tipo de quad que estemos conduciendo.

Ligeros

Se debe contar con un permiso de conducir, que podrá ser de la categoría AM, A1, A2, A o B.

Estos vehículos no pueden sobrepasar los 45 km/h y no podrán circular en horario nocturno.

Pueden circular por todo tipo de vías, exceptuando las autopistas y autovías.

No ligeros

En este caso, se requiere un permiso de conducir clase B.

Estos vehículos pueden alcanzar los 70 km/h, aunque en caso de arrastras un remolque la velocidad deberá reducirse hasta los 63 km/h.

Pueden circular por todo tipo de vías, incluso por autopistas o autovías. Aunque no deberán exceder su velocidad máxima.

Vehículos especiales

También será necesario un permiso de conducir clase B.

En cuanto a la velocidad máxima, no podrá superar aquella que se señale en la tarjeta de la inspección técnica del vehículo. En caso de que no ponga en nada en la documentación, no deberá exceder los 70 km/h. Al igual que en el caso anterior, esta velocidad se reducirá a los 63 km/h en caso de llevar un remolque.

Otra cuestión relevante en la conducción de quads será la obligatoriedad de disponer de un seguro de responsabilidad civil. Resulta evidente que durante la conducción de estos cuadriciclos pueden surgir accidentes o problemas, lo que explica la obligación de disponer de un seguro. La cobertura mínimas de estas pólizas será la responsabilidad civil obligatoria, tal y como ocurre en el caso de los coches o de las motocicletas. Es decir, un seguro a terceros, que nos proteja de los gastos y costes por daños personales o materiales.

Como abogados especialistas en accidentes de tráfico sabemos que, a pesar de la obligatoriedad, los quads no siempre están asegurados. Muchos usuarios consideran que no es necesario, ya que el uso que le van a dar es eminentemente agrícola o para circular por propiedades privadas. Sin embargo, hablamos de un requisito obligatorio y la ausencia del seguro puede conllevar importantes sanciones.

Asegurar un quad es un proceso similar al de asegurar otro tipo de vehículo. El precio de la prima podrá variar en función de diferentes condicionantes, tal y como ocurre en caso de los coches o las motos. Podemos decir que se trata de un tipo más de vehículo y pueden protagonizar accidentes, no hay más que pensar en el fatídico desenlace de Ángel Nieto. Queda clara la necesidad de contar con un seguro y que, tal y como pasa con el resto de los vehículos, es posible reclamar una Indemnización por Accidente.

¿Consideras útil esta información?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here