¿Qué hacer en caso de un siniestro? Pasos a seguir

¿Qué hacer en caso de un siniestro? Pasos a seguir

abogados especialistas accidentes de tráfico

Muchas veces no somos conscientes de los grandes peligros de la carretera, siempre que viajamos en un vehículo a motor corremos ciertos riesgos. Nadie está libre de tener un accidente, lo que en la jerga de las compañías aseguradoras se conoce como siniestro. Este concepto abarca desde un pequeño arañazo en la carrocería de tu coche con la columna del garaje, hasta un accidente de circulación de gravedad con heridos. Como abogados especializados en accidentes de tráfico sabemos bien que no resulta fácil afrontar estas situaciones, por ello te contamos cómo actuar en caso de ser víctima de un accidente de circulación.

Cada persona es diferente y no todo el mundo tiene la capacidad de respuesta para afrontar una situación traumática, como es un accidente de tráfico. Desde Indemnización por Accidente queremos explicarte qué pasos debes seguir y cómo actuar ante un siniestro.

  1. En primer lugar trata de mantener la calma, sabemos que no es fácil, pero en estas situaciones es posible que necesites los cinco sentidos. Los nervios son malos consejeros y nos pueden llevar a tomar decisiones equivocadas.
  2. Lo primero de todo es verificar sí hay heridos, sí todas las personas que viajan en el coche se encuentran bien. En caso de haber heridos, habrá que evaluar la gravedad de las lesiones para determinar sí es necesario llamar a emergencias. Cuando las consecuencias del accidente sean solamente materiales, deberás dar parte al seguro y preparar toda la documentación necesaria. Si en el siniestro hay más vehículos implicados deberás rellenar un parte amistoso consensuado con el resto de conductores implicados. En caso de que surjan problemas a la hora de rellenar el parte, de que el otro conductor no quiera identificarse o haya dudas sobre la responsabilidad del accidente recomendamos llamar a la Guardia Civil o Policia Local competente para que se personen en el lugar del accidente para que levanten un atestado con toda la información del accidente, causas, responsables, testigos, etc…
  3. Puede resultar adecuado tomar los datos de contacto de todas las personas que hayan podido ser testigos del siniestro. Siempre puede ser beneficioso e, incluso, necesario en caso de intervención judicial. Aún rellenándose el parte amistoso, lo recomendamos, no sería la primera vez, ni la última, que un conductor cambia su versión del accidente días después.
  4. Recuerda que, por ley, sólo dispones de siete días para dar parte del siniestro al seguro. Mucha gente, sobre todo si el vehículo no tiene daños importantes se olvida y después se encuentra con que no puede reclamar.

Obligaciones del accidentado

Toda persona que sufre un accidente de tráfico tiene una serie de obligaciones. En primer lugar, deberá notificar el siniestro al seguro, antes de que transcurran siete días. En cuanto a la firma de seguros, el conductor está obligado a aportar toda la documentación necesaria y solicitada por la compañía. Finalmente, deberán informar a los afectados de la existencia de una póliza de seguros por si quieren presentar una reclamación.

Tras presentar la información al seguro, un perito de la compañía contactará con nosotros y nos preguntarán si hay heridos y su estado, seguramente nos ofrezcan un abogado ellos mismos, aceptarlo es un error muy común, ten en cuenta que dicho abogado se encontrará en la difícil tesitura de reclamar la indemnización a la aseguradora que le ha facilitado a su cliente ¿crees que peleará por obtener para ti la indemnización máxima?. Es mejor contratar siempre un abogado independiente, como los que ponemos a su disposición en Indemnización por Accidente, especializados en responsabilidad civil, cuyos honorarios varían en función de la cuantía obtenida en la indemnización, así, sus intereses, son también los nuestros. Es importante destacar que hoy en día, la mayoría de pólizas de seguros incluyen una cláusula de defensa jurídica con libre elección de abogado que cubrirá nuestros honorarios.

Contratar un abogado especialista en accidentes de tráfico siempre es una garantía para el accidentado, asegurándose de que todos sus derechos y libertades queden cubiertos, recibiendo en la mayoría de las ocasiones una indemnización muy superior a la que obtendría en caso de aceptar la que le ofrezca su seguro a través de un abogado “propio”.

Por lo tanto, dar los pasos adecuados tras un siniestro puede suponer la diferencia entre obtener la máxima indemnización o recibir una compensación a la baja, y, en el peor de los casos, quedarnos incluso sin derecho a percibirla, un asesoramiento correcto desde el primer momento le ahorrará muchos dolores de cabeza después.
 


 
¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario