¿Qué hacer ante un atropello?

¿Qué hacer ante un atropello?

indemnizacion por atropello

¿Sabías que cada año se producen más de 10.000 atropellos? La cifra no es nada desdeñable, es un riesgo que existe y que resulta mucho más habitual de lo que parece en un primer momento. El peatón es vulnerable ante este tipo de colisiones, que pueden tener consecuencias fatales, pero la víctima del accidente puede reclamar una indemnización por atropello. Es decir, tiene derecho a recibir una compensación por los daños físicos y psicológicos sufridos, así como por las consecuencias negativas que el siniestro pueda ocasionar en su vida diaria.

indemnizacion por atropelloEn mayor o en menor medida, todos somos peatones, por lo que conviene no perder de vista nuestros derechos, así como extremar las precauciones cuando vamos caminando. Desde Indemnización por Accidente queremos repasar la normativa, haciendo hincapié sobre cómo ampara a las víctimas en caso de ser arrollados por un vehículo.

Cuando un accidente de este tipo tiene lugar puede generar tres tipos de consecuencias para la víctima: los daños físicos, las secuelas y la merma económica. Como, por ejemplo, cuando la persona atropellada es autónoma y tiene que dejar de trabajar durante el período en el que se encuentre convaleciente. Precisamente, estos son los factores que la Ley tiene en cuenta de cara a la política de indemnizaciones.

El informe médico será básico para determinar cuáles son los daños físicos que ha sufrido el peatón. Evidentemente, el importe final de la compensación dependerá del grado de gravedad de las lesiones sufridas. Lo mismo ocurre con las secuelas psíquicas que el siniestro haya podido dejar en la víctima. En general, podemos decir que los atropellos son uno de los tipos de accidentes que causa lesiones y secuelas de mayor gravedad, por motivos evidentes.

En cuanto a las víctimas más frecuentes, el mayor número de atropellos se produce en personas de la tercera edad, quienes, paradójicamente y a pesar de la merma que la edad provoca en sus reflejos, cruzan en demasiadas ocasiones por lugares indebidos o con semáforos en rojo. También son muy frecuentes los atropellos a menores de edad, en este caso, en zonas residenciales, muchas veces jugando irrumpen entre dos coches sin que el vehículo que circula por la calzada pueda verlos.

Aunque resulta mucho más complejo, a la hora de calcular la indemnización por atropello, se pueden tener en cuenta las circunstancias personales de la víctima antes del atropello. Por ejemplo, un deportista de elite podría perder su trabajo al sufrir un accidente de estas características que inhabiliten sus capacidades de forma permanente. El perjuicio económico para las víctimas (o familiares en caso de fallecimiento) está claramente contemplado en el baremo que se utiliza para el cálculo de la indemnización correspondiente.

También los daños materiales sufridos son susceptibles de recibir una indemnización, en un atropello nuestra ropa y objetos personales pueden sufrir daños importantes, podría romperse nuestro reloj, nuestro smartphone o cualquier otra cosa que llevemos en el momento del atropello, por lo que, el culpable de siniestro deberá hacerse cargo también de su restitución.

El baremo que rige las indemnizaciones se revisa y modifica cada año, pudiendo consultarlo en el BOE. Desde el mes de enero de 2016 ha entrado en vigor el nuevo Baremo 2016, aplicado también a los atropellos, que contempla unas indemnizaciones superiores para las víctimas de accidentes de mayor gravedad, en el caso de los atropellos, en los que el peatón está desprotegido frente a la colisión, suelen darse más este tipo de casos graves y, por tanto, dan lugar a indemnizaciones mayores. En cualquier caso, la mejor opción siempre será contratar un abogado especializado en accidentes de tráfico para conocer y defender tus derechos como víctima de un atropello.

 

Información relacionada que puede ser de tu interés

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario