¿Qué es el latigazo cervical?

¿Qué es el latigazo cervical?

lesiones accidente tráfico

Una de las lesiones más frecuentes, que se producen tras un accidente de tráfico, es el esguince cervical, también conocido como latigazo cervical. Este tipo de lesión es el resultado de una hiperextensión brusca del cuello seguida de una flexión. Las principales causas para que se desarrolle esta dolencia son: la colisión trasera o lateral con un vehículo de motor y el accidente de buceo. Desde nuestra experiencia como abogados especialistas en accidentes de tráfico te contamos que los síntomas de esta dolencia son: sensibilidad y rigidez en el cuello, dolor e, incluso, pueden manifestarse síntomas relacionados con la inestabilidad vasomotora. Los mareos y los trastornos de la visión también pueden responder a este tipo de lesión.

Los síntomas de esta lesión no siempre se manifiestan de forma inmediata, la mayoría de las veces aparecen entre las 24 y  las 48 horas tras la colisión. En el caso de accidentes de mayor consideración, el latigazo cervical puede desencadenar una disminución de los reflejos, de la fuerza o un déficit sensorial. En estos casos, habrá que realizar más pruebas con el objetivo de descartar otras lesiones en las vértebras.

Desde Indemnización por Accidente te recomendamos tener paciencia si sufres un latigazo cervical, para aliviar el dolor te recetarán analgésicos o antinflamatorios, para los casos más graves podrían indicarse también relajantes musculares. Algunas veces será recomendable colocar un collarín durante unos días, aunque no demasiados. Generalmente, suelen ser necesarias algunas sesiones de fisioterapia para la rehabilitación y un reposo relativo, últimamente esta tomando fuerza la teoría de que el inicio de la recuperación temprana de la lesión mediante el tratamiento por parte de un fisioterapeúta es más recomendable que la inmovilización de la lesión mediante collarín.

El latigazo cervical no suele desencadenar secuelas, aunque en ocasiones los síntomas pueden volverse crónicos. Regular de forma adecuada el reposacabezas del vehículo es recomendable para reducir el riesgo de este tipo de lesiones. Llevarlo a una altura adecuada supone limitar la amplitud de la extensión del cuello, aliviando la tensión de la región cervical. Del mismo modo, siempre aconsejamos mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, ya que, como comentábamos anteriormente, cuando golpeamos a un coche por detrás, el conductor y sus ocupantes de ese vehículo van a a tener muchas posibilidades de sufrir un esguince cervical, incluso sin presentar síntomas en el momento del golpe, desarrollándolos unas horas o incluso días después, esta es una de las particularidades de esta lesión y en la que muchas veces se escudan las compañías de seguros para tratar de eludir responsabilidades en el pago de las indemnizaciones correspondientes.

Muchas veces nos preguntáis cuál es la diferencia entre un latigazo y un esguince cervical, en realidad, y sobre todo aplicado a los accidentes de tráfico, hablamos de la misma dolencia, el esguince es la lesión producida, el termino “latigazo” hace referencia al movimiento (hacia detrás y hacia delante) que lo provoca. En los informes médicos de urgencias, de hecho, podremos encontrarnos con que unos doctores lo denominan de una forma y otros de otra.

En caso de accidente siempre puedes consultar con un abogado especialista en accidentes de tráfico para recibir asesoramiento legal y conocer tus derechos. El latigazo cervical es una de las lesiones más frecuentes cuando se produce una colisión en un vehículo de motor en marcha. Cuando te incorporas al trabajo, después de una lesión de este tipo, siempre es recomendable realizar algunos calentamientos con el cuello antes de comenzar la jornada, siguiendo siempre los consejos de tu médico especialista o fisioterapeuta.
 


 

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

Dejar un comentario