médico escribiendo informe

Los informes médicos son la herramienta principal que usamos los despachos de abogados especialistas en reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico. Los informes médicos son la base para el cálculo de las indemnizaciones y en los que se basan nuestros peritos médicos para la valoración del tiempo de curación y de las secuelas que puedan derivar de un accidente de tráfico.

Desde que las aseguradoras ganaron la batalla consiguiendo que la Seguridad Social delegase los tratamientos médicos de los lesionados en accidentes de tráfico en sus clínicas concertadas, el lesionado quedó a los “pies de los caballos”. Si el lesionado no busca un servicio profesional especializado en reclamación de indemnizaciones quedará al albur de que sea la aseguradora quién decida el tratamiento médico y la duración del mismo. No hace falta ser muy mal pensado para darse cuenta que si la aseguradora es una empresa cuyo objetivo es conseguir el mayor beneficio posible para sus accionistas, debe resultar tentadora la idea de reducir el número de sesiones de rehabilitación que debe darse un lesionado si cada sesión le cuesta por ejemplo 30 euros del fisioterapeuta  más otros 53 euros por cada día de perjuicio moderado que cobraría el perceptor de la indemnización.

En Indemnización por Accidente ponemos a disposición de nuestros clientes un servicio de gestión médica por el que además de un abogado tendrán asignado un gestor médico que le guiará para conseguir el mejor tratamiento médico posible y los mejores informes médicos que acrediten con exactitud todas y cada una de las lesiones que haya podido sufrir.

 

El rol del hospital tratante

La ley estipula que el paciente cuenta con el pleno derecho de acceso a sus informes médicos, lo que coloca al hospital en la situación de estar obligado a proporcionarle dichos informes al paciente que los solicita. Por lo tanto, el informe médico es solicitado por el paciente a la Seguridad Social.

Procedimiento para solicitar el informe médico a la Seguridad Social

Existen tres vías para solicitar los informes médicos:

  • Cuando se visita al especialista por control o porque haya surgido alguna complicación
  • Mediante la solicitud de una cita con el único fin de solicitar los informes
  • Pedirlos al departamento de administración

Tu calidad de paciente te habilita a elegir entre las primeras dos opciones la que más conveniente te resulte. En cambio, es necesario solicitarlos al departamento de administración cuando las políticas del centro de salud o del hospital así lo establezcan.

A pesar de que no es legal, puede ocurrir que la institución de salud se niegue a facilitar el informe al paciente. En tal caso, hay que proceder a la reclamación de este, lo cual puede requerir hacer efectivo el reclamo en la sanidad pública o en la privada.

Veamos las distintas posibilidades de las que disponemos.

  1. Reclamación de informes médicos vía burofax

Este procedimiento requiere que se redacte un escrito que incluya los datos personales del solicitante para que este pueda ser identificado, la fecha en la que se está escribiendo la solicitud y lo que se está reclamando: el informe médico. El paciente debe presentarse en una oficina de correos y proporcionar la dirección y el teléfono de la institución médica a la que le está haciendo efectivo el reclamo.

Si bien no es obligatorio, sí es altamente recomendable incluir una certificación de contenido en el burofax. Esto se debe a que es esta es la única forma de dejar una constancia oficial de que el reclamo se hizo efectivo, ya que la certificación  consta de un breve resumen del contenido del escrito que estamos enviando.

El plazo máximo en el que puedes esperar recibir el informe médico es de treinta días. Lo habitual es que la situación se dé de esta forma y el proceso quede cerrado. Sin embargo, no faltan casos en los que el informe continúa sin ser enviado, lo que nos lleva al siguiente paso.

  1. Denuncia ante la Agencia de Protección de Datos

Si después de treinta días, el informe aún no llegó, debe hacerse efectiva la denuncia del hecho ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

  1. Intervención judicial

No es lo habitual, pero puede ocurrir: ninguno de los pasos anteriores surgió su efecto y el informe médico aún no está en tu poder. Ante un caso tal, es necesario apelar a la justicia. La ley ampara al paciente, ya que este cuenta con el derecho legal de recibir su informe médico. Por lo tanto, acudir a un juez es la solución definitiva a este tema.

Informe del especialista de la Seguridad Social

El informe médico consta de varias partes, algunas de ellas son optativas, mientras que otras son imprescindibles. Aquellas que deben estar de forma indefectible en el informe cuando se está solicitando la incapacidad permanente son:

  • Informe del especialista de la Seguridad social

Hay que tener en cuenta que el informe del médico de cabecera no es válido para tramitar la incapacidad permanente. No obstante, el informe del especialista debe incluir la siguiente información:

  • Datos de identificación del paciente
  • Datos de la institución de salud
  • Fecha de emisión del informe
  • El diagnóstico exacto del paciente
  • La evolución que el paciente ha tenido
  • Los tratamientos a los que el paciente ha sido sometido
  • Las limitaciones que padecer tal enfermedad implica
  • Firma y contrafirma del profesional que emite el informe, y sello de la institución hospitalaria

Además de estos datos obligatorios, el informe médico suele incluir la siguiente información:

  • Motivo del seguimiento médico
  • Antecedentes del paciente
  • Intervenciones a las que el paciente fue sometido
  • Pruebas realizadas
  • Exploración física
  • Evolución
  • Tratamiento
  • Recomendaciones

El informe médico debe ser emitido por un especialista perteneciente a la sanidad pública. Existe una posibilidad de que el informe del médico especialista tratante sea tomado en cuenta aunque el profesional pertenezca al ámbito privado: este tiene que haber hecho un seguimiento exhaustivo e ininterrumpido durante todo el proceso de la enfermedad. Por lo tanto, si has cambiado de especialista a lo largo de tu tratamiento, el informe del último ya no sería válido.

Si ya tienes todo esto en tu poder, solo resta acudir al INSS para presentar el informe  y aguardar su fallo.

 

Informes médicos para la incapacidad permanente: cómo solicitarlos y ejemplos

Toda persona que desee solicitar una pensión por incapacidad permanente, deberá tramitar los informes médicos pertinentes que avalen dicha condición. Sin ellos, su solicitud no será tenida en cuenta.

A la hora de iniciar los trámites para obtenerlos, es muy importante tener en claro cuáles son los informes que resultan imprescindibles y cuáles son los profesionales habilitados para emitir informes médicos válidos para el INSS o para el juez si este último fuera el desino final del caso en cuestión.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here