La CIAF atribuye toda la culpa del accidente de Santiago al maquinista

La CIAF atribuye toda la culpa del accidente de Santiago al maquinista

ABOGADOS ACCIDENTES
FOTO EL PAIS

La Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), adscrita al Ministerio de Fomento, descarga toda la responsabilidad en el conductor por ir en exceso de velocidad y hablando por el teléfono.

 

ABOGADOS ACCIDENTES

FOTO EL PAIS

 

Según el informe presentado por la CIAF esta semana en el juzgado de Instrucción nº 3 de Santiago de Compostela,  la causa principal del descarrilamiento del tren ha sido  “un exceso de velocidad del tren por no respetar el personal de conducción lo prescrito en el libro horario ni el cuadro de velocidades”.

Añade aún como “causa coadyuvante” la falta de atención del maquinistaal responder este una llamada telefónica de servicio del propio tren, proveniente de interventor, lo que motivó la no aplicación del freno de forma adecuada para reducir la velocidad”.

Como en cualquier otro juicio, las partes imputadas añaden al procedimiento las pruebas que consideran oportunas para demostrar su inocencia y no es realmente una sorpresa que el informe de la CIAF atribuya toda la culpa al maquinista.

Cuando están elevadas cantidades de dinero en juego, ninguna de las partes quiere asumir que tiene responsabilidad y el procedimiento se puede arrastrar años en los juzgados.

Si se tratara de un accidente de tráfico (que en realidad, es lo mismo del punto de vista jurídico) y un conductor en exceso de velocidad y hablando al móvil provocara un accidente, sería ciertamente responsabilizado y la aseguradora llamada a responder por los daños materiales y corporales de las víctimas.

Sin embargo, no son muy comunes los accidentes de tráfico tan graves que produzcan la muerte a 79 personas y más de 100 heridos porque si lo fueran, las aseguradoras harían lo mismo: exigirían que se investigara las condiciones de la vía para responsabilizar a las concesionarias, al fabricante del vehículo para probar si hubo algún fallo mecánico, las condiciones meteorológicas para alegar motivos de fuerza mayor… Sería absurdo.

Lo único que no levanta ninguna duda en al accidente de tren en Santiago de Compostela es que los más de 200 pasajeros que circulaban en el tren ese fatídico día, no tienen ninguna culpa y deben ser indemnizados por todos los danos sufridos.

Lo que venimos repitiendo hace muchos años y que creemos que es importante señalar es que los órganos de justicia tienen el deber de tratar un caso de estas características con algún tacto y consideración por las víctimas del accidente y no ceder a ninguna influencia política o económica bajo ninguna circunstancia.

 Indemnización por Accidente

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?