Invalidez: reclamaciones para la adaptación de la vivienda

36
0

Sufrir un accidente es un perjuicio en sí mismo. En un siniestro vial es fácil que se produzcan daños materiales importantes e, incluso, lesiones en las personas implicadas en el suceso. En este último supuesto existen diferentes grados de gravedad en las secuelas- Como abogados especialistas en accidentes de tráfico, te contamos que a la hora de reclamar una indemnización por accidente puede haber otra serie de gastos que también deberían ser compensados. Las víctimas de la colisión pueden necesitar asistencia médica u ortopédica.

Lamentablemente, en ocasiones este tipo de accidentes acaban con la vida de alguna de las víctimas, por lo que la compensación económica la cobrarían los familiares directos del fallecido. Otras veces, cuando la lesión supone una incapacidad permanente, los afectados deberán adaptar su vivienda para sus limitaciones de movilidad. Un derecho que tienen las víctimas de accidentes de gravedad con secuela de invalidez. Hay que tener en cuenta que esta condición está considerada el grado más alto de incapacidad posible.

Existe una creencia generalizada de que la asistencia sanitaria la cubre la seguridad social, pero lo cierto es que en caso de accidente vial el sistema público de salud no siempre se hace cargo de los gastos que supone el tratamiento de las lesiones. Cuando la víctima no ha sido responsable del siniestro tendrá cubiertos los gastos sanitarios, ortopédicos y de compensación para garantizar la autonomía de las personas en silla de ruedas. Sobre todas estas cuestiones deberá responder el seguro del vehículo responsable, tal y como ocurre con el resto de accidentes y perjuicios físicos o materiales.

Seguramente, estarás pensando en qué ocurre cuando la víctima es el responsable del siniestro. Evidentemente, la persona afectada recibirá las mismas prestaciones, pero en este caso, será su compañía de seguros la que se haga carga de todos los gastos relativos a la colisión. Aquí el contrato de la póliza de seguros es muy importante, ya que a veces cuenta con cláusulas poco recomendables. Además, la cantidad total a percibir dependerá del acuerdo al que el afectado haya llegado con su compañía de seguros. Este tipo de cuestiones suelen reducirse para bajar la prima anual, lo que limita las prestaciones del seguro.

Es cierto que no solemos pensar en la posibilidad de sufrir un accidente, sin embargo nadie está libre de verse envuelto en un siniestro. Cuando llega la hora de pagar el seguro todos queremos reducir la prima. Buscamos las mejores ofertas, pero hay que prestar atención a las condiciones de la póliza, ya que pueden no ser ventajosas en caso de dar un parte y tener que hacer uso del contrato.

accidentes

Adaptación del entorno

Sufrir una invalidez supone un gran perjuicio. Renunciar a la libertad de movimiento es un sacrificio, del mismo modo que verse incapacitado para realizar ciertos tipos de trabajos. La economía puede verse afectada por esta razón, pero además, debemos tener en cuenta que no siempre nuestra vivienda está adaptada para este tipo de necesidades especiales.

Adaptar un inmueble para una persona en silla de ruedas también conlleva un importante desembolso económico. Sin duda, sufrir un accidente de esta magnitud te cambia la vida para siempre. La mejor manera de seguir adelante es adaptar nuestro entorno a la nueva situación para garantizar la mayor autonomía de la persona afectada, minimizando así el impacto emocional de sufrir una invalidez.

En Indemnización por Accidente queremos hacer hincapié en que el gasto que supone la adaptación de la vivienda por invalidez al sufrir un accidente de tráfico puede reclamarse. Cobrar una indemnización para este concepto contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Además, si no hubieran sufrido el accidente no tendrían que hacer frente a este gran gasto inesperado. No es justo verse obligado a depender de otras personas o no poder moverse con libertad en casa ante la imposibilidad de pagar la reforma.

Los pasillos y las puertas pueden ser demasiado estrechos para pasar con una silla de ruedas. Una de las principales medidas de una reforma así, será ensanchar estos espacios. Además, contar con baños adaptados favorece la autonomía del accidentado. En ocasiones, se colocan cocinas más bajas para que las personas lesionadas puedan seguir cocinando y disfrutando de una de las tareas cotidianas de la vida.

En algunos casos, estas reclamaciones pueden resultar complejas. Lo más importante es conocer nuestros derechos para evitar que se vulneren y ponerse en buenas manos. El asesoramiento legal es la mejor baza para seguir adelante y tratar de tener una vida lo más normalizada posible.

 

¿Consideras útil esta información?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here