Incapacidad permanente

Incapacidad permanente

La incapacidad permanente: ¿qué es una incapacidad permanente?, tipos de incapacidades,… resolvemos tus dudas.

¿Qué es?

La incapacidad permanente es la situación en la cual el trabajador, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

¿Quién la declara?

Informarse bien es el mejor comienzo.

Le corresponde a la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social a través de los denominados Equipos de Valoración de Incapacidades.

¿Y si fue antes de mi afiliación a la Seguridad Social?

Se puede obtener aunque la causa sea anterior a tu afiliación en la Seguridad Social

Se puede dar el caso de que el trabajador sufra reducciones anatómicas o funcionales previas a su afiliación a la Seguridad Social, que no sean valoradas como causantes de incapacidad permanente. En caso de que éstas se agraven, pueden derivar en la necesidad de la concesión de la incapacidad permanente.

Para que una incapacidad se considere permanente, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que el trabajador sea dado de alta tras seguir el tratamiento prescrito, y siga presentando reducciones anatómicas o funcionales graves, previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

    La incapacidad se aplica al ámbito laboral.

  • Que su situación de incapacidad se alargue más allá del tiempo estipulado para la concesión de una incapacidad temporal.

Plazos para declarar una invalidez permanente

A los tres meses de la incapacidad temporal
Pasados tres meses de la concesión de incapacidad temporal, se le realizará un examen para determinar el grado de incapacidad que le corresponde y la posibilidad de otorgarle el grado de incapacidad permanente. 

Posible prórroga de 30 días
Si en esta revisión el trabajador sigue necesitando tratamiento médico, la calificación de la incapacidad podrá ser retrasadahasta un periodo no superior a 30 días.

Estamos al tanto de los plazos para concesiones y revisiones.

Revisiones por agravación o mejoría
En el momento que se declare la invalidez permanente, determinará el plazo a partir del cual se puede realizar la revisión por agravación o mejoría.

TIPOS DE INCAPACIDAD PERMANENTE

Incapacidad Permanente Parcial

Se declara la Incapacidad Permanente Parcial cuando el trabajador sufre una disminución de su rendimiento para el desarrollo de su profesión no inferior al 33%, pero puede seguir realizando tareas fundamentales de ésta.

Puedes tener derecho a volver a tu puesto de trabajo.

El trabajador que recibe una prestación por incapacidad permanente, tiene derecho a reincorporase a su puesto de trabajo original dependiendo del grado de incapacidad y del desarrollo de su recuperación posterior, o a su incorporación en otro trabajo, ya sea por cuenta propia o ajena.

Requisitos fundamentales para cobrar la prestación por Incapacidad Permanente Parcial:

  • Estar dado de alta o en una situación asimilada al alta en la Seguridad Social en el momento en que se produzca el hecho que causa la incapacidad.
  • En el caso de que la incapacidad venga derivada de una enfermedad común, el trabajador debe haber cotizado 1.800 días en los 10 años anteriores a la fecha en la que se concede la incapacidad permanente.
  • Si el trabajador es menor de 21 años deberá haber cotizado la mitad de los días que hayan pasado entre sus 16 años y el día en que se le concedió la incapacidad temporal.

    La prestación depende también de la incapacidad temporal.

  • Para las incapacidades permanentes que deriven de un accidente, laboral o no, o una enfermedad profesional, no se exige tiempo alguno de cotización.

La prestación que se consigue en el caso de una Incapacidad Permanente Parcial, es una indemnización a tanto alzado de 24 mensualidades de la base reguladora desde la que se haya determinado la prestación por incapacidad temporal, de la que deriva la incapacidad permanente.

Incapacidad Permanente Total

Puedes dedicarte a una profesión diferente.

Se otorga cuando el trabajador está incapacitado para realizar la práctica totalidad de las tareas fundamentales que desarrollaba en su profesión, pero sin embargo, está capacitado para dedicarse a otra profesión diferente.

Requisitos fundamentales para cobrar la prestación por Incapacidad Permanente Total:

  • Estar dado de alta o en una situación asimilada al alta en la Seguridad Social en el momento en que se produzca el hecho que causa la incapacidad.
  • En el caso de que la incapacidad venga derivada de una enfermedad común, el periodo mínimo de cotización es variable:
    • Menor de 26 años: deberá haber cotizado la mitad del tiempo entre la fecha de su 16 cumpleaños y el hecho causante.
    • Mayor de 26 años: deberá haber cotizado un cuarto del tiempo transcurrido entre su 20 cumpleaños y el hecho causante, siendo 5 años el mínimo exigido. Una quinta parte de ese periodo de cotización deberá haber transcurrido en los 10 años anteriores al hecho causante.
  • Para las incapacidades permanentes totales que deriven de un accidente, laboral o no, o una enfermedad profesional, no se exige tiempo alguno de cotización.

La prestación depende de la base reguladora y puede aumentar con la edad.

La prestación que se consigue en el caso de una Incapacidad Permanente Total es una pensión mensual constituida por el 55% de la base reguladora. En el caso de los mayores de 55 años se puede incrementar en un 20%, si su falta de preparación o sus circunstancias sociales y laborales indican que le será difícil conseguir trabajo en una actividad diferente a la que desarrollaba hasta el momento.

Incapacidad Permanente Absoluta

Si es tu caso, visita nuestra web especializada incapacidadpermanente.es

Se otorga la Incapacidad Permanente Absoluta cuando un trabajador queda inhabilitado para la realización de cualquier profesión y oficio, con una mínima eficacia y efectividad, sin que pueda dedicarse a otra profesión, o cuando el trabajador, a pesar de tener aptitudes para realizar alguna actividad, no tiene facultades para realizarlas con eficacia.

Para cobrar la prestación por Incapacidad Permanente Absoluta, ésta debe haberse producido por alguna de las siguientes causas:

  • Accidente de trabajo
  • Enfermedad profesional
  • Accidente no laboral
  • Enfermedad común

Si tiene más de 65 años:

  • El trabajador debe reunir los requisitos necesarios para acceder a la pensión de jubilación en el momento en que se produjo el hecho causante.

    Para calcular la pensión, se aplicará el 100% a la base reguladora.

  • Las causas de la incapacidad permanente deben ser contingencias profesionales.
  • No se tendrán en cuenta las bonificaciones o anticipaciones de edad que en su caso correspondan.
  • Si no se reúnen los requisitos para acceder a la jubilación, se podrá acceder a la prestación tanto si las causas de la incapacidad sean contingencias comunes o profesionales.

La prestación que se consigue en el caso de una Incapacidad Permanente Absoluta, se calculará aplicando a la base reguladora el porcentaje correspondiente al período mínimo de cotización establecido para el acceso a la pensión de jubilación, y que actualmente está establecido en el 50%. Esta prestación consiste en una pensión calculada aplicando un porcentaje del 100% a la base reguladora. Si el trabajador recibe la calificación de Gran Invalidez, la prestación podrá incrementarse un 50%.

 

1 COMENTARIO

Dejar un comentario