Las imprudencias en los accidentes laborales

Las imprudencias en los accidentes laborales

prevención de riesgos laborales

En muchas ocasiones, los accidentes laborales se producen como consecuencia de una acción por parte del trabajador. En estos casos, hablamos de un accidente por imprudencia temeraria o profesional. Según la magnitud del accidente podría, incluso, romperse el nexo causal que establece si un siniestro puede considerarse accidente laboral o no. Como abogado especializado en accidentes en Madrid te contamos cuáles son las principales diferencias entre imprudencia temeraria o imprudencia profesional.

En los accidentes laborales es necesario determinar la conducta que ha tenido el trabajador respecto al incidente. Cuando la acción que ha desencadenado el siniestro ha sido consciente y voluntaria se establece que la culpa es del empleado. En estos casos, el accidente no puede considerarse laboral, y, por lo tanto, este trabajador perdería el derecho a reclamar una indemnización por el accidente a su empresa, puesto que no es laboral y él, y no la empresa o el empresario, es responsable único del mismo.

Tampoco se considerará accidente laboral aquel que se desencadena sin relación alguna con las acciones del trabajador, es decir, si el trabajador asume algún riesgo propio para una actividad distinta a la de la empresa y sufre un accidente. Para resolver los siniestros que tienen lugar en el terreno laboral habrá que analizar la conducta dolorosa del empleado, con el objetivo de conocer las causas, aportando luz a los hechos.

En Indemnización por Accidente te contamos qué tipos de imprudencia pueden desencadenar una accidente laboral y en qué se diferencian:

  • Imprudencia laboral: Habitualmente, con el paso del tiempo, el trabajador se confía y relaja las medidas de protección necesarias para desempeñar su labor. Si por estas circunstancias se desencadena un accidente, habrá sido una imprudencia laboral, una conducta no voluntaria del empleado. A todas luces, se trata de un accidente laboral, ya que la empresa debe hacerse cargo de este tipo de problemas.
  • Imprudencia temeraria: Otra cosa muy distinta, es cuando el trabajador desafía al riesgo, está incumpliendo las normas de seguridad de forma consciente y, por lo tanto, el siniestro será responsabilidad suya. En estos casos el accidente no está considerado como siniestro laboral.

Además de la conducta del trabajador, se pueden producir accidentes por la actuación de terceras personas. En estos casos concretos, habrá que investigar las causas del siniestro para saber sí se trata de un accidente laboral o no. Por ejemplo, si el accidente tiene lugar tras un enfrentamiento entre compañeros por motivos personales no podrá considerarse laboral, aunque este suceda en las instalaciones de la empresa o dentro del horario de la jornada laboral.

Resumiendo, para que un accidente se considere laboral tiene que haber un incumplimiento claro de la empresa, bien porque no ha formado al empleado adecuadamente para un determinado tipo de trabajo, porque no le ha facilitado los equipos de protección individuales exigibles para el desempeño de sus funciones o porque incumple de alguna manera todo lo establecido legalmente en materia de prevención de riesgos laborales.

Para poder reclamar una indemnización es, por tanto, fundamental, determinar si el accidente es o no laboral, ya que, en este segundo caso, al margen de las coberturas por baja laboral o determinados seguros que el implicado pudiera tener, no es posible exigir una indemnización por accidente laboral. En cualquier caso, para poder reclamar habrá que presentar una demanda, pero antes de ello, es necesario seguir unos trámites previos, como presentar el documento de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, el denominado SMAC.

Si tenéis dudas podéis consultar sin ningún compromiso vuestra situación personal a nuestros abogados, contamos con un equipo completo especializado en responsabilidad civil, derecho laboral, derecho penal y procesal, que sabrán darte la mejor solución a tus circunstancias y las del accidente.
 


 
¿Consideras útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?