El limbo jurídico de las indemnizaciones por el accidente del Alvia en...

El limbo jurídico de las indemnizaciones por el accidente del Alvia en Santiago

Un año después de que se produjo el trágico accidente de tren, en Angrois,  queremos prestar un especial homenaje a todas las víctimas del accidente y denunciar la falta de ética de las aseguradoras y otros implicados, que se echan las culpas unos a otros para eludir responsabilidades. Recordamos también las declaraciones de nuestro letrado Ignacio González sobre los derechos de las víctimas y sus familiares, para Europa Press.

 

Cumple hoy un año que el accidente del Alvia, en Santiago de Compostela, ha cobrado la vida a 79 personas y más de 140 han resultado heridas.

Desde Indemnización por Accidente,  denunciamos el retraso en el pago de las indemnizaciones ya que las víctimas del accidente del Alvia podrían cobrar las indemnizaciones que les corresponden a través del seguro de responsabilidad civil de Renfe y, una vez determinado el responsable legal, la aseguradora podría ejercer el derecho de repetición contra éste. 

Esta posibilidad está prevista por ley, pero cuando hay elevadas cantidades de dinero en juego, ninguna de las partes quiere asumir que tiene responsabilidad. Asimismo, se arriesgan a pagar cantidades mucho más elevadas, porque pueden tener que pagar intereses desde la fecha del accidente.

Como hemos comentado en situaciones anteriores, si se tratase de un accidente de tráfico – que, desde el punto de vista jurídico, es lo mismo – en el que el causante del daño fuese un conductor que circula con exceso de velocidad y hablando por el móvil, ciertamente sería responsable del accidente y su compañía aseguradora sería condenada solidariamente junto con el conductor a pagar la indemnización a los perjudicados.

Pero incluso en los accidentes de tráfico, sobre todo, en caso de colisiones múltiples, en las que no se puede determinar a ciencia cierta quien ha sido el responsable, las aseguradoras se echen las culpas unas a otras para eludir sus responsabilidades.

Desde el punto de vista del derecho de defensa del responsable, es un juego lícito; sin embargo, desde el punto de vista de los perjudicados, es un abuso de derecho que se sirvan de ellos para depurar una responsabilidad que en ningún caso es imputable a los perjudicados.

Este juego de intereses crea una especie de “limbo jurídico” para las víctimas, que puede tardar años en solucionarse hasta que cobren la indemnización que les pueda corresponder.

Señalamos, una vez más, que los órganos de justicia tienen el deber de proteger a las víctimas del accidente y no ceder a ninguna influencia política o económica, bajo ninguna circunstancia.

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?