Las compañías de seguros deberán cubrir los accidentes a pesar de los...

Las compañías de seguros deberán cubrir los accidentes a pesar de los impagos

indemnización por atropello

Aunque hasta el momento no era lo habitual, el pasado mes de septiembre se dictó una sentencia a favor de que las firmas de seguros cubran los gastos por accidente de tráfico de sus clientes, independientemente de que el usuario no haya abonado el importe de su póliza. Una medida que ha sido dictada por el Tribunal Supremo que establece que, a pesar de que el interesado adeude el recibo de este servicio, la aseguradora deberá abonar los gastos por siniestro, a no ser que haya notificado por escrito al interesado la baja del servicio. En caso contrario, la compañía de seguros deberá abordar los gastos por daños en un accidente, incluidas las indemnizaciones por atropello o por otro tipo de lesiones.

Esta sentencia pretende sentar doctrina sobre este tipo de casos, haciendo hincapié en la necesidad de que la compañía de seguros pueda acreditar el envío al tomador de un correo postal certificado donde le informe del cese del contrato. Sólo de este modo, un seguro podría quedar exento del pago de los gastos de un determinado siniestro de circulación en el que este usuario se vea implicado.

Desde Indemnización por Accidente nos hacemos eco de esta noticia que marca un precedente en este tipo de casos. El Tribunal Supremo rechazó el recurso interpuesto por la compañía Seguros Bilbao, condenando a esta entidad a abonar una indemnización de casi 370.000 euros por los perjuicios ocasionados en un accidente de tráfico de un usuario que no pagó su póliza.

En este caso, el usuario había contratado una póliza anual, la aseguradora no pudo cobrar la prima por falta de fondos en la cuenta del usuario, motivo por el que la compañía remitió la información al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados tramitando la baja del usuario de forma previa a que ocurriese el siniestro. Por su parte, el Tribunal Supremo considera que la baja de una determinada póliza no puede hacerse efectiva sin una comunicación acreditada al tomador del seguro. Alegando que el usuario quedó desprotegido sin, ni siquiera, ser consciente de ello y sufriendo un accidente vial poco tiempo después.

Una vez más, la justicia da un varapalo a las compañías de seguros, que en tantas ocasiones abusan de la buena fe de sus asegurados, esas mismas que tantas facilidades dan a la hora de contratar a una póliza de seguros y que difieren mucho de las dadas cuando un usuario trata de dar de baja su póliza. Desde ahora, y gracias a esta sentencia, si una compañía nos da de baja en el seguro por una falta de pago, que perfectamente puede ser involuntaria, deberán avisarnos o asumir las consecuencias de no hacerlo, como en este caso.

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?