Cómo actuar en caso de accidente en una piscina

106
0
Abogados accidentes en piscinas

Ya inmersos en el verano, las jornadas de baño en piscinas y playas se multiplican. Todos soñamos con días refrescantes en el agua para combatir las elevadas temperaturas. Resulta evidente que en esta época del año, los accidentes en piscinas se incrementan. De hecho, resulta alarmante que el 65% de los fallecimientos por ahogamiento se produzca en menores de seis años. Como abogados de accidentes en Madrid, sabemos bien que los últimos años también se ha producido un gran aumento en las lesiones medulares como resultado de algún siniestro en la zona de baño.

Entre los accidentes más frecuentes en las piscinas destacan los traumatismos, problemas digestivos o dermatológicos. Son muchos los que están deseando ir a la piscina para lanzarse de cabeza. Además, cada año aparecen nuevas prácticas que pueden resultar peligrosas. El modo en el que nos zambullimos en el agua es importante para evitar golpes y todo tipo de lesiones. Es necesario no correr alrededor del vaso, ni realizar prácticas de riesgo.

Llevamos toda la vida escuchando aquello de que “después de comer hay que esperar dos horas para poder bañarse”, siempre pensamos que era una exageración, sobre todo durante la infancia. Pero, es cierto que nunca está demás tomar precauciones, los cortes de digestión son más frecuentes de lo que pensamos y debemos extremar las precauciones para no sentirnos mal. También, pueden aparecer daños dermatológicos como consecuencia de la exposición al sol o a los elementos químicos que se emplean para el mantenimiento de la piscina.

Evidentemente, los menores deben estar vigilados en todo momento por algún adulto para que no haya problemas. Como ya hemos comentado, la mayor tasa de mortalidad se produce entre los niños. En este sentido, es aconsejable no dejarles correr por las inmediaciones de la piscina, lanzarse o hacer piruetas arriesgadas. Tampoco deben caminar descalzos por zonas húmedas. Los cortes de digestión también son un problema frecuente que pueden darse por los cambios bruscos de temperatura o por no respetar el período de digestión.

abogados para accidentes en piscinas

Consejos para evitar accidentes en piscinas

  1. Respetar siempre los consejos del socorrista o los carteles colgados en las inmediaciones con las normas de uso.
  2. No debemos perder de vista a los niños, bajo ningún concepto, incluso en los casos en los que sepan nadar.
  3. Conocer la zona de primeros auxilios o botiquín de la piscina.
  4. Ducharse siempre, antes y después del baño. Resulta necesario para no contaminar el agua con sustancias externas y para eliminar el cloro y los productos químicos de la piel al salir del agua.
  5. Evitar correr en la zona de playa o paseo de la piscina, así como los juegos de riesgo en la zona de pediluvios.
  6. Comprobar, siempre, la profundidad de la piscina antes de tirarse al agua.

A pesar de todas estas recomendaciones, en ocasiones los accidentes se producen irremediablemente. En Indemnización por Accidente queremos ayudarte a tener claro cómo debes actuar en caso de ser testigo de un accidente. Si hay socorrista, deberemos avisarle, ya que es la persona mejor preparada para proceder en caso de emergencia. Cuando el problema sea una contusión será necesario saber que el movimiento puede perjudicar a la víctima, habrá que sacarlo del agua lo más inmovilizado posible.

Cuando somos testigos de un ahogamiento, es importante destacar que el tiempo corre en nuestra contra. Habrá que actuar cuanto antes. Sacar a la víctima del agua y ponerlo boca arriba. Si el accidentado no respira, habrá que proceder a la maniobra de reanimación cardiopulmonar para tratar de evacuar el agua y liberar las vías respiratorias.

¿En qué casos puede reclamarse una indemnización por accidente?

Lo cierto es que la mejor forma de evitar problemas en la piscina es respetar, en todo momento, las normas de uso, avisos y advertencias. No es frecuente, pero en muchos casos pueden producirse accidentes por negligencia de los propietarios. Es importante llamar a emergencias y tratar de contar con la versión de algún testigo del accidente que apoye dicha hipótesis. Siempre es mejor que no sean familiares o amigos, ya que su testimonio será menos creíble.

En estos casos, también es aconsejable localizar a la persona responsable de las instalaciones para poner una queja formal, dejando constancia de lo sucedido y del accidente sufrido. En cualquier caso, siempre puedes consultar con un bufete de abogados especializado en todo tipo de accidentes, ya que podrán asesorarte sobre los pasos a dar y los derechos que te amparan.

¿Consideras útil esta información?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here