Todo lo que debes saber sobre los accidentes al estacionar

214
0

Aparcar es una de las maniobras más complejas de la conducción. Sobre todo, cuando no hay demasiado espacio para hacerlo. Estacionar un vehículo requiere que prestemos toda la atención posible y estar atentos a múltiples factores. Como, por ejemplo, al resto de los coches o los peatones. Seguramente, alguna vez habrás escuchado la expresión “aparcar de oído” que consiste en estacionar dando golpes al vehículo anterior y posterior. Desde luego, no es nada recomendable, ya que ocasiona daños en los parachoques. En muchos casos, cuando se solicita una indemnización por atropello, el siniestro ha tenido lugar mientras el conductor aparcaba.

La tecnología avanza para mejorar estos pequeños problemas, por lo que muchos vehículos nuevos incorporan ayudas para aparcar: cámaras en las matrículas, sensores que pitan cuando nos acercamos demasiado a un coche ya estacionado, etc. Evidentemente, no todos cuentan con estas mejoras, el camino para mejorar la experiencia del conductor a la hora de aparcar aún es muy largo.

Principales problemas a la hora de aparcar

Aparcar de oído es una práctica nada recomendable. Aunque, también es cierto que los daños que se producen por esta acción suelen ser leves. En cualquier caso, podemos provocar daños en nuestro vehículo o en los que ya se encuentran estacionados. Esto puede suponer un problema sobre todo para personas que no tengan asegurado su coche a todo riesgo o que aunque hayan apostado por esta modalidad deban abonar una franquicia para poder reparar los daños propios o a terceros.

Los grandes beneficiarios de estas situaciones son las compañías de seguros, ya que en muchos casos los afectados deciden abonar por su cuenta los arreglos o no reclamar. Incluso en el caso de que un conductor tenga un seguro a todo riesgo, al dar parte por un golpe a la hora de aparcar le subirá la prima anual del seguro en la próxima factura.

Lesiones al aparcar

En cuanto a las lesiones, no suele ser muy habitual, pero si pueden darse casos de atropellos mientras un conductor trata de aparcar su coche. En estos casos, como cuando se produce un accidente vial, habrá que analizar quién ha sido el responsable del siniestro. Una cuestión clave, sobre todo si es necesario abonar una indemnización. Muchas veces son los peatones los que han tenido alguna reacción desafortunada, en cuyo caso pueden tener que pagar una indemnización al conductor del vehículo por los daños sufridos.

Aparcar marcha atrás, por ejemplo, se considera una maniobra peligrosa. Es, sin duda, el caso más frecuente en que se suelen producir accidentes por atropello. Habitualmente, cuando esto ocurre la responsabilidad suele caer sobre el conductor. Pero, las firmas de seguros pueden solicitar que el lesionado aporte pruebas que culpen al conductor del vehículo del siniestro. Muchas veces, demostrar este hecho no resulta una tarea sencilla.

calcular indemnización por accidente de coche

Aparcar marcha atrás

Aunque no lo asimilemos de la misma forma, un atropello debe tratarse como un accidente entre dos vehículos. Sobre todo, porque los afectados podrán reclamar una indemnización por accidente de coche y será necesario establecer cómo ha ocurrido el siniestro y quién ha sido el responsable del suceso.

Será necesario implementar un parte amistoso de accidente con la reconstrucción de los hechos, firmado por todas las partes implicadas. Aunque parezca que no ha tenido mayores consecuencias, es necesario contar con dicho parte firmado, ya que las lesiones pueden manifestarse hasta en las 24 o 48 horas posteriores. En ocasiones, es el conductor el que se lesiona ante el impacto del vehículo. Los latigazos cervicales, por ejemplo, son una de las lesiones más frecuentes. En caso de no contar con dicho parte, el asegurado no podrá realizar su reclamación al seguro.

Otros accidentes relacionados con el aparcamiento

Uno de los siniestros más frecuentes es que el conductor sufra un accidente al salir de su aparcamiento. En cuyo caso, será muy importante determinar si ha señalado debidamente la maniobra y con la suficiente antelación. Establecer la culpabilidad de estos hechos no siempre es sencillo, de hecho estos casos suelen acabar en el tribunal. El atestado de la policía puede no esclarecer los hechos, aunque cuando no está muy clara la responsabilidad suele caer sobre la persona que inicia la maniobra. Esto es así porque el estacionamiento es una de las maniobras más peligrosas.

Cualquier siniestro relacionado con el aparcamiento de los vehículos suele ser complejo, ya que no es fácil llegar a acuerdos, ni establecer los porcentajes de culpabilidad. Como pasa en muchas otras ocasiones, contar con testigos es la mejor defensa posible. En Indemnización por Accidente somos especialistas en este tipo de procedimientos legales, resultando muy importante de cara a defender los derechos de los afectados para que puedan percibir una compensación económica justa.

¿Consideras útil esta información?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here