¿Qué ocurre en un accidente cuando uno de los conductores está ebrio?

¿Qué ocurre en un accidente cuando uno de los conductores está ebrio?

abogados de accidentes de tráfico en Madrid

Lamentablemente, es más habitual de lo que parece que se produzcan accidentes con personas ebrias al volante. La ingesta de alcohol o sustancias estupefacientes merma nuestras capacidades y reflejos, por lo que no es compatible con la conducción de ningún tipo de vehículo. Conducir ebrio supone un riesgo para nuestra propia seguridad y, sobre todo, para otras personas que puedan cruzarse con nosotros. Según nuestra experiencia como abogados de accidentes de tráfico en Madrid es bastante frecuente que alguno de los conductores implicados en un siniestro de positivo en el control de alcoholemia o estupefacientes.

El perfil del conductor ebrio, cada vez más joven

Lo más alarmante de las noticias que se hacen eco de este tipo de hechos es que reflejan que los conductores que circulan bajo los efectos del alcohol o las drogas son cada vez más jóvenes. Los datos son alarmantes, el 42% de los españoles reconoce que alguna vez ha conducido tras beber alguna bebida alcohólica. Además, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) indica que el 29% de los conductores y el 21% de los peatones que sufrieron un accidente en 2015 superaban los niveles permitidos de alcohol en sangre. Así es, no sólo tenemos accidentes con conductores ebrios que luego dan positivo en los controles de alcoholemia, también, cada vez más, se producen con peatones o incluso ciclistas que han consumido alcohol.

¿Qué casos se pueden dar en los accidentes en los que un conductor da positivo por alcoholemia?

Desde Indemnización por Accidente te presentamos las diferentes alternativas y opciones cuando se produce un accidente donde uno de los conductores está ebrio.

  1. Cuando el conductor responsable del siniestro supera los niveles de alcohol en sangre, recaerá sobre él la culpa del accidente. Las otras personas implicadas tendrán derecho a solicitar una indemnización total por todos los daños (materiales y personales) que hayan podido sufrir. Además, el conductor tendrá que hacer frente a algún tipo de sanción y, en función de la gravedad del asunto, podría incluso hacer frente a una pena de cárcel.
  2. Si eres tú el que conduce ebrio, pero no tienes la culpa del siniestro, tendrás derecho a recibir una indemnización por parte del contrario. Aunque puedas ser sancionado por superar la tasa de alcohol permitida.
  3. Sin embargo, si conducías bajo los efectos del alcohol y eres el responsable del siniestro, perderás todo derecho a recibir una indemnización. Tu seguro abonará las cuantías relativas a daños y perjuicios, pero posteriormente podrá reclamarte el pago de dicha cantidad.

En cualquiera de los tres casos siempre es importante contactar con abogados especializados en accidentes de tráfico independientes de la compañía de seguros, para que salvaguarden nuestros intereses por encima de los de la propia aseguradora.

Recordamos las tasas de alcohol permitidas en sangre en España

Dependiendo del tipo de conductor y vehículo con el que circulemos, la DGT autoriza unas tasas máximas de alcohol en sangre y en aire expirado, que son las siguientes:

Conductores noveles

Afecta a los conductores que acaban de sacarse el carné y durante los dos primeros años de vigencia del permiso de conducir. Esta prohibido para ellos conducir con tasas superiores a 0.3 gramos por litro en sangre y 0.15 miligramos por litro en aire expirado.

Conductores “normales”

Hablamos de conductores que han dejado de ser noveles, tienen ya mas de dos años de antiguedad en su permiso de conducir. Estos no podrán circular al volante con tasas superiores a 0.5 gramos por litro en sangre y 0.25 miligramos por litro en aire expirado.

Ciclistas

Los ciclistas también deben respetar las tasas de alcholemia, por ello, los conductores de bicicletas no podrán ir en la bicicleta con tasas superiores a 0.5 gramos por litro en sangre y de 0.25 miligramos en aire expirado.

Conductores de vehículos especiales

Como los que llevan autobuses y otros vehículos destinados al transporte de viajeros de mas de nueve plazas, incluyendo los de servicio publico de viajeros, transporte escolar, mercancías peligrosas, servicios de urgencias y transporte especial. Ninguno de estos conductores podrán conducir con tasas de alcohol en sangre superiores a 0.3 gramos litros y de 0.15 miligramos por litro en aire expirado.

Conductores de transporte de mercancías

Afecta a todos los conductores de vehículos de transporte de mercancías que exceden de la masa máxima autorizada de 3500 kg. Estos no podrán conducir en ningún caso con tasas superiores a 0.3 gramos por litro en sangre y en aire expirado de 0.15 miligramos por litro.

¿Cuánto puedo beber? ¿qué cantidad de alcohol dará positivo en un control de alcoholemia?

Mil veces repetido y muchas ignorado, al volante, lo ideal, es consumir cero alcohol, un conductor ebrio es un peligro para si mismo, para quienes le acompañan y los que le rodean, por tanto, no hay que beber nada si vamos a conducir. Para que nos hagamos una idea de con qué cantidad de alcohol daríamos positivo en alcoholemia podemos observar esta tabla orientativa

Hombre de 70 kg0.3 gr./l. de sangre0.5 gr./l. de sangre
Cerveza1 lata (33 cl) 2 latas (de 33 cl)
Vino1.5 vasos (45 cl)2,5 vasos
Whisky1 vaso (45 cl)2 vasos (90 cl)

 

Dependiendo del grado de alcohol de cada bebida, del sexo, la edad, del peso de la persona y muchos otros factores todas estas cifras pueden variar, la cantidad de sangre que tiene cada persona hace que la proporción necesaria para alcanzar esas tasas varíe significativamente. En el caso de las mujeres, además, por la diferencia de peso corporal (y tamaño del hígado), las cantidades necesarias para dar positivo son muy inferiores.

 

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?