¿Qué se debe hacer cuando se tiene un accidente de tráfico?

¿Qué se debe hacer cuando se tiene un accidente de tráfico?

que debe hacer en caso accidente de trafico

Cinco consejos a tener en cuenta en caso de tener un accidente de tráfico

Si has sufrido un accidente de trafico, te contamos qué debes hacer, en tu beneficio y en el de quienes te rodean.

 

1º.) Mantener la calma.

La mayoría de los accidentes de tráfico se deben a un despiste del conductor; en otros casos, se debe a una maniobra imprudente. Raras veces se debe a una maniobra intencionada para provocar el accidente.

Sea cual sea la causa -del accidente-, si adoptamos una actitud sosegada y cordial, seremos más eficientes a la hora de gestionar una situación desagradable y ayudará a que no surjan disputas que en nada contribuirán a la resolución del problema. Debe evitarse el conflicto.

2º.) Comprobar si hay heridos y auxiliarles en la medida de lo posible, pero sin moverlos.

Si la colisión ha sido fuerte, es posible que los heridos sufran lesiones medulares, de forma que debe evitarse cualquier movimiento que pueda agravar esa posible lesión.

3º.) Llamar a los servicios de urgencias (112).

Nos preguntarán si ha habido heridos en el accidente, para enviar una unidad del SAMUR que los auxilie y a la Policía Municipal o Guardia Civil.

También nos pedirán que les indiquemos dónde estamos, por lo que debe tenerse a mano la dirección exacta.

Si hay heridos graves, cualquier segundo puede ser vital, de ahí que sea aconsejable mantener la calma. Si estamos alterados, seremos menos eficientes a la hora de gestionar la situación y no estaremos ayudando a las víctimas.

4º.) Recabar pruebas de la realidad del accidente y las causas del mismo.

En caso de accidente de tráfico, es muy probable que haya daños, ya sean personales ya sean materiales. De haberlos, habrá reclamaciones.

Si tenemos un seguro (que por otro lado será lo habitual ya que para poder circular se debe tener, al menos, el seguro obligatorio) será el seguro quien se encargue de liquidar las indemnizaciones que procedan.

Es posible que surjan dudas sobre el cómo y el por qué se ha producido el accidente y, por tanto, surjan disputas entre las aseguradoras en cuanto al alcance de sus obligaciones y responsabilidades. Por ello es aconsejable, si no necesario, conseguir pruebas de la realidad del accidente.

Hoy en día casi todos tenemos teléfonos móviles que incorporan cámaras fotográficas. Es conveniente sacar fotos de los vehículos antes de moverlos, para determinar las posiciones y daños de los mismos. Esto ayudará en un futuro a determinar cómo se ha podido producir el accidente.

Si el accidente ha sido  un accidente grave, si ha habido heridos o si los vehículos interrumpen gravemente la circulación, acudirá al lugar del accidente la Policía Municipal o la Guardia Civil, que se encargarán de elaborar un atestado. En este caso, será la fuerza pública quien se encargue de recoger los datos de los conductores, vehículos, seguros, … Tomará declaración a los conductores implicados y a los testigos, para determinar la causa del accidente y emitir un juicio crítico sobre cómo se ha podido producir (quien ha tenido la culpa).

Si no acude la fuerza pública, es necesario que ambos conductores cumplimenten y firmen el parte amistoso de accidente, rellenando todos los datos que nos pide, como son los datos de los conductores (nombre, apellidos, DNI, número de carné de conducir), de los vehículos (marca, modelo y matrícula), y datos de los seguros (nombre de la aseguradora y número de póliza). Es conveniente tomarse un tiempo para rellenar bien el parte con todos los datos, incluyendo un diagrama los más detallado posible de dónde y cómo se ha producido el accidente y las señales y marcas viables más importantes.

Muchos de nosotros solemos ir con prisas, pero es mejor tomarse 5 o 10 minutos en rellenar bien el parte, para que en el futuro no tengamos que perder horas o días por no haberlo hecho. Además, el parte ayudará a agilizar los trámites de reparación de los vehículos.

También es de suma importancia tomar los datos de los posibles testigos (nombre, apellidos, dirección y número de teléfono). Si el día de mañana surgen disputas sobre quien tuvo la culpa, los testigos podrán ayudar a resolver esos problemas.

 

5º.) Si hemos sufrido lesiones o creemos haberlas sufrido, debemos acudir al médico lo antes posible.

En primer lugar, para velar por nuestra salud.

En segundo lugar, porque es necesario dejar constancia lo antes posible de las lesiones sufridas y poderlas achacar al accidente; es decir, para determinar la relación de causalidad entre el accidente y las lesiones.

Es frecuente que algunas lesiones no se manifiesten en el mismo momento, porque estamos “en caliente”, y que sea horas o días después cuando la persona comience a sufrir los dolores. No debemos dejar pasar el tiempo y debemos acudir al médico lo antes posible.

Desgraciadamente, hay ocasiones en las que aquellas personas que no acuden al médico nada más ocurrir el accidente y dejan pasar días o semanas para ver si se recuperan por sí solas, se encuentren con problemas futuros a la hora de reclamar.

En estos casos, es frecuente que las aseguradoras o lo peritos nieguen la relación de causalidad entre las lesiones y el accidente, o atribuyan a las lesiones una menor entidad, por el sólo hecho de haber dejado pasar el tiempo.

Todos sabemos que el seguro cumple una función social, pero también sabemos que una aseguradora no es una ONG y que su negocio es cobrar las primas y evitar, en la medida de lo posible, el pago de las indemnizaciones; o pagar lo mínimo posible. De ahí que sea necesario actuar diligentemente, según hemos indicado, para evitar futuros problemas.

¿Te ha sido útil esta información?

NO HAY COMENTARIOS

¿Quieres comentarnos tu caso?